Revista Ritmo

Páginas seleccionadas de la prestigiosa revista mensual de música clásica

Revista Ritmo

En portada
IBERMÚSICA
OCTUBRE 2016 / Número 900

IBERMÚSICA

La tradición encuentra su futuro

Comenzó la nueva temporada 2016-17 de Ibermúsica con la Orquesta Filarmónica de Viena, prosiguió en septiembre con la Sinfónica de Londres y alcanzará un cénit con el recital pianístico de Daniel Barenboim el 27 de noviembre, pero antes también habrán pasado las hermanas Labèque, la Orquesta de Cadaqués o Los Niños Cantores de Viena, prosiguiendo en diciembre hasta la excitante culminación en mayo de 2017 con dos conciertos de la Staatskapelle Dresden bajo la dirección de Christian Thielemann (en la imagen conjunta). Esto es Ibermúsica, la mayor calidad musical posible y una acertada variedad de planteamientos musicales. Cerca de alcanzar su medio siglo de existencia, en este RITMO 900 hablamos con Llorenç Caballero, nuevo director de la promotora.

¿Qué supone para Ibermúsica su llegada codirigiendo con Alfonso Aijón?

Cuando se habla de una institución se habla del Ministerio de Cultura o de la Orquesta Nacional, pero también se habla de institución cuando se habla de Alfonso Aijón. Después de 47 temporadas programando, promoviendo y promocionando, de Alfonso se habla como institución, y no solo por lo que ha hecho, si no por cómo lo ha hecho. Internacionalmente, el nombre de Alfonso Aijón es una referencia en el mundo de la música. Gracias a él y a la empresa que él creó, Ibermúsica y todo su equipo, ha podido presentar en España a todas las grandes orquestas. Y no solo grandes orquestas, también, en su momento, orquestas emergentes, formaciones de moda, grupos de cámara, solistas, directores…, es decir, que ha presentado en España a la flor y nata de la mejor música internacional. Cuando Alfonso habla de sus amigos, habla de Barenboim o Mehta, al que ustedes entrevistan en este número 900, que los conoció hace 47 años. Por eso, cuando yo he entrado en Ibermúsica, aunque conocía a Alfonso de hace 26 años, debo respetar toda esta tradición, que es la que todos hemos admirado de esta empresa. En otras palabras, al introducirme en el cauce de este río, pretendo seguir bañándome en el espléndido caudal de lleva, desarrollando con mi incorporación lo mejor de Ibermúsica.

Como experto nadador en la gestión musical que es usted, ¿hacia dónde quiere enfocar la orientación de este torrente musical?

Ibermúsica es, sobre todo, su temporada en Madrid con sus dos series, “Arriaga” y Barbieri”. La temporada en Madrid es prácticamente única en Europa. Habría que ir a lugares concretos y especialmente a festivales como Lucerna o Salzburgo, para encontrar una calidad similar a la ofrecida por las temporadas de Ibermúsica en Madrid. La temporada de Madrid es algo que no hay que tocar, funciona y, por tanto, hay que hacerla funcionar. Y sobre todo funciona gracias a los abonados que tenemos, muchos de ellos abonados muy fieles. Como empresa, Ibermúsica debe proteger a sus abonados. Tenemos algunos cambios; ahora disponemos de más diversidad en la programación, de hecho se puede obtener un abono “mini”, de seis conciertos, en lugar del abono de la serie completa. Esto posibilita introducir a nuevos aficionados con mayores facilidades de acceso. También podemos flexibilizar las entradas de estos abonos, cambiando unas entradas por otras, si el abonado no puede asistir por cualquier motivo. Al mismo tiempo, Ibermúsica está potenciando su faceta de agencia. Como agencia hemos representado a muchos artistas, muchos de ellos amigos personales de Alfonso y de la agencia, que durante algunos años se había dejado en un segundo término, actividad que estamos retomando ahora, tanto los grandes nombres como artistas jóvenes que queremos ayudar y promocionar para llegar al gran público. Y por último hemos creado un nuevo ciclo en Barcelona, “BCN Clàssics”.

Como hizo Alfonso con Barenboim hace 47 años…

Exactamente… Pensamos que hay que defender a artistas como Javier Perianes, un talento único que hay en este país, o a un compositor tan dotado como Jesús Rueda, que le avanzo la primicia que será nuestro compositor residente en la temporada 2017-18. Hace años, cuando Simon Rattle se presentó con la Filarmónica de Berlín, en su primer concierto, programó una obra de Thomas Adès, compositor entonces no tan conocido internacionalmente en el que Rattle creía profundamente. Desde aquel instante, Adès entró en otra dimensión gracias al empuje de Rattle. A Jesús le hemos encargado una obra para esa temporada y su residencia también consiste en que algunas de las orquestas que durante esa temporada visiten Ibermúsica, interpreten algunas de las creaciones ya estrenadas de Rueda. Es decir, generamos una nueva música y ayudamos a que la generada en su día no se duerma y apile en las estanterías sin ser nuevamente interpretada, como tantas veces ocurre con los estrenos, entrando de este modo en el repertorio habitual de las orquestas. Esta es la primera vez que Ibermúsica tendrá un compositor en residencia. En mi opinión, ya que provengo de una editorial musical, Tritó Edicions, el compositor, especialmente el contemporáneo, es el eslabón más débil que hay en la cadena musical actual. Esperamos que esta perspectiva de ayuda a un compositor, además de protegerlo, desarrolle convergencias entre instituciones a fin de promover con mayor facilidad la creación actual.

Si atendemos a la historia de Ibermúsica, el legado y difusión cultural en su historia es colosal… Todo desde posiciones arriesgadas, apenas sin ayudas…

El legado cultural es enorme. Sin ir más lejos, el mes pasado, Ibermúsica trajo a la London Symphony a España. Promovida por Ibermúsica, esta orquesta ha estado más de doscientas veces en este país, que se dice pronto… En este mundo de la iniciativa privada, en determinados casos, es la propia iniciativa privada la que debe hacer el esfuerzo, del mismo modo que es el abonado y solo él quien compra su abono. Lo que ocurre es que la iniciativa privada no tiene porqué ir siempre sola. Observamos que en España hay fundaciones que se mueven por el mundo de la música, y lo que intentamos es aglutinar estos esfuerzos, para no ir siempre “solos”. Es decir, una empresa privada puede ir acompañada de una pública, pero también puede ir acompañada de otras empresas privadas.

¿Se garantiza la 50 edición de Ibermúsica…?

Estamos muy cerca y trabajamos para que le esté. En cierto modo es bueno saber que cada mañana la cosa tiene que funcionar y ser constantes. La fidelidad de nuestros abonados es esencial. Estamos en la 47 temporada, quedan tres años, pero ya estamos trabajando en ella… Hay que luchar, pero llegaremos.

¿Podría hablarnos de la presente temporada?

Quizá la principal novedad es que hemos abierto la temporada a formaciones importantes de instrumentos originales, como por ejemplo Les Arts Florissants con William Christie, que harán El Mesías de Haendel; o Les Musiciens du Louvre con Marc Minkowski, que interpretarán la Pasión según San Juan de Bach. Vemos que hay una parte importante del público que es muy aficionada al repertorio barroco, que ha quedado un poco lejos en la interpretación de las grandes orquestas sinfónicas; de este modo recuperamos estas formaciones y este repertorio, conviviendo en la misma temporada con las habituales grandes orquestas. Es una combinación de las grandes orquestas de siempre con estas formaciones especializadas y solistas como Barenboim o las hermanas Labèque.

Hay más variedad y más donde elegir…        

Pues sí, en esta temporada hay una diversidad de propuestas con conciertos que estamos deseando presentar, tal es el caso de la Philharmonique de Luxembourg, que ya había venido, pero presentarla con un director tan emergente como Gustavo Jimeno es excitante, ya que confiamos mucho en él. Gustavo comenzó su carrera internacional en 2012 como director asistente de Mariss Jansons en la Royal Concertgebouw Orchestra, formación que nos visitó la pasada temporada y lo hará también en la próxima, la 2017-18.

Temporada que culmina con la esperadísima visita de Christian Thielemann con la Staatskapelle Dresden…

Este será uno de los momentos del año, no solo por cerrar nuestra temporada, también por las ganas que hay en España de escuchar a Thielemann con su orquesta. No es porque lo diga yo, pero creo sinceramente que nos ha quedado una temporada magnífica.

Inauguraron con la Filarmónica de Viena y la concluirán con la Staatskapelle Dresden, no creo que sea para tanto, como usted dice…

(Risas). Dudo que haya una temporada como esta en cualquier capital europea, al margen de un festival veraniego. Y entre medias estarán Barenboim, Salonen, la Philharmonia…

Hasta escuchar la Filarmónica de Viena, la visita de la Philharmonia en la pasada temporada me pareció la más gloriosa desde hace muchos años…

Coincido con usted, por suerte en esta temporada volvemos a tenerla. De todos los conciertos de la temporada pasada, con los dos de la Philharmonia, de los que esperaba mucho, la sensación fue aún mayor. De esta orquesta conocía a varios músicos, una instrumentista que llevaba 23 años en la Philharmonia me comentó que nunca había disfrutado tanto en una gira como con esa con Herbert Blomstedt.

Blomstedt me pareció un jovencito de 89 años…

Pues este jovencito les hizo disfrutar como nunca y eso se trasladó a una sonoridad y profundidad de interpretaciones irrepetibles. Cuando esta instrumentista me contaba que nunca había disfrutado tanto haciendo música con la orquesta, y uno mira la cantidad de primerísimos directores que suelen dirigir a la Philharmonia, los directores que han pasado a través de los años o los directores asociados actualmente, hay que tomarse muy en serio con lo que ocurrió aquellos días…

¿Algún adelanto de la próxima temporada?

Evidentemente estamos trabajando en temporadas más allá de la próxima, por ejemplo, en la temporada del 50 aniversario, la 2019-20. Para la próxima, la 2017-18, puedo anunciar que tendremos a la Orquesta Filarmónica de Berlín con Simon Rattle, que es la gira que hace Rattle para despedirse de la orquesta. También, como cada año, viene la London Symphony, que como le decía antes es la orquesta que Ibermúsica más ha traído a España. También viene la Orquesta de Cadaqués, puntual cada año, así como la London Philharmonic. Pero cerraremos la temporada con la Berliner Philharmoniker, que será un broche incomparable, como lo será esta temporada con la Staatskapelle Dresden.

¿Sabemos algo del programa que ofrecerá Barenboim en noviembre?

Definitivamente no, Sabemos que hará Schubert, Liszt y Chopin, pero no está cerrado por su parte. Especulamos con ciertas obras, pero Barenboim se toma su tiempo confirmar definitivamente el programa. También tiene la ventaja que se lo puede permitir. Es de los pocos que se lo puede permitir. En principio, habíamos creído que iba a hacer Schubert y Debussy, y así lo anunciamos. Alfonso estuvo con él hace unas semanas y le dijo que tocaría Schubert, Liszt y Chopin, pero no le concretó qué obras.

Si hay suerte algunos recitales de Barenboim tienen tres partes, la primera, la segunda y los doce bises que una vez ofreció para Ibermúsica…

Esperemos que sea así… Cuando antes hablábamos fuera del contexto de la entrevista, usted me había comentado lo difícil que es programar en el Auditorio Nacional en el segundo turno, en los conciertos que comienzan a las 22:30 horas. Pues Barenboim es uno de esos artistas que se niegan a tocar a esa hora. En Madrid hay tanta demanda, que el Auditorio Nacional ha tenido que ampliar horario para acoger más conciertos, cosa inaudita en el resto del mundo. Quizá Madrid necesite otra gran sala sinfónica y podría ser un buen momento para recuperar el Palacio de la Música y que éste no se perdiera, se restaurara y se pudiera usar como la magnífica sala de conciertos y acústica que dicen que tenía, tal y como me ha contado Alfonso, antes de que se convierta en un edificio comercial en pleno centro de Madrid. Por otra parte, si la Orquesta Philharmonia solo puede venir a tocar en un día concreto a Madrid, y solo está disponible el turno de las 22:30, o lo haces a esa hora o no hay Philharmonia. Por una parte la hora es complicada, pero por otra el concierto se puede hacer. Son dos lecturas.

Muchas gracias por su tiempo y enhorabuena por la fantástica temporada que nos espera con Ibermúsica.

Por Gonzalo Pérez Chamorro

ABONOS TEMPORADA IBERMÚSICA

A las tradicionales series de 12 conciertos, este año se suman cuatro nuevas modalidades de abonos de 6 conciertos. 

Abono 11 conciertos

Podrá disfrutar de 11 conciertos que conforman el mejor ciclo de conciertos sinfónicos de España. Podrá escoger entre los siguientes abonos:

· Abono Serie Arriaga
· Abono Serie Barbieri
· Abono 6 conciertos 

Una selección exclusiva de conciertos de la Serie Arriaga y la Serie Barbieri que le permitirán disfrutar de la mejor música y de las ventajas y beneficios de ser abonado. Podrá escoger entre los siguientes abonos:

· Abono 6 Arriaga Allegro
· Abono 6 Arriaga Moderato
· Abono 6 Barbieri Allegro
· Abono 6 Barbieri Moderato 

Beneficios exclusivos para abonados

Descuentos / Abono 11 conciertos

  • ·25 % de descuento en la compra de entradas sueltas adicionales para 3 conciertos de su elección
  • ·50% de descuento en abonos para familiares de abonados menores de 26 años
  • Vale descuento de 100 € para la compra de entradas sueltas para los conciertos de las Series Arriaga y Barbieri para compras superiores a 130 €
  • Descuentos especiales para los conciertos extraordinarios de la temporada
  • ·Posibilidad de pago aplazado, sin recargo, en 4 cuotas a lo largo de la temporada, recibiendo la totalidad de las entradas al comienzo.


Descuentos / Abono 6 conciertos

  • 15 % de descuento en la compra de entradas sueltas adicionales para 3 conciertos de su elección
  • 25% de descuento en abonos para familiares de abonados menores de 26 años
  • Vale descuento de 50 € para la compra de entradas sueltas para los conciertos de las Series Arriaga y Barbieri para compras superiores a 130 €
  • Descuentos especiales para los conciertos extraordinarios de la temporada
  • Flexibilidad en el pago
  • Posibilidad de pago aplazado, sin recargo, en 2 cuotas a lo largo de la temporada, recibiendo la totalidad de las entradas al comienzo.


IBERMÚSICA 
Calle Núñez De Balboa, 12, Entpl. Oficina 228001 MADRID
Tlf.: +34 91 426 03 97
Fax: +34 91 575 94 80
e-mail: ibermusica@ibermusica.es 
http://www.ibermusica.es/es 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,1248068 s