Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Música Viva

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

LA ACTUALIDAD MUSICAL Y SUS NOTICIAS MÁS DESTACADAS EN EL TIEMPO
(archivadas por el mes de su publicación)

CRÍTICA - Ars Nova Copenhagen (CNDM)

CRÍTICA - Ars Nova Copenhagen (CNDM)
Publicado: febrero 2018

Old World, New World

Había gran expectación en el fantástico  Auditorio 400 del Museo Reina Sofía, lleno a rebosar, por conocer lo último del compositor Arvo Pärt (1935), quizá su última composición, And I hear a voice, de la mano de uno de los conjuntos vocales de cámara más afamados de Europa, Ars Nova Copenhagen, y más aún si cabe estando bajo la dirección de su titular, el británico Paul Hillier, fundador del mítico Hilliard Ensemble, y también director de Theatre of Voices.

Tras una extensa presentación de Antonio Moral el conjunto danés interpretó la primera obra de Arvo Pärt, Kleine Litanei, en donde exhibió sus principales cualidades: líneas de canto muy igualadas, afinación exquisita y muy buen control de las dinámicas.

A partir de ese momento el concierto fue una sucesión de obras inconexas, tanto en cuanto temática como en cuanto a su temporalidad (se escucharon piezas de los siglos XVI, XVII, XIX, XX y XXI).

Comenzó el concierto con Ave Maria de Alonso Lobo (1555-1617) en donde demostró el conjunto  su dominio de las líneas polifónicas, pero carentes de expresión.

La siguiente obra de Pärt, Vigencita (2012), fue de lo mejor de la primera parte, con una dicción buena del castellano y un fraseo cálido y bien definido.

La Bella Incorrupta de Manuel de Sumaya (ca. 1678- ca. 1755) fue una obra con deficiente pronunciación, y poca expresión.

La bella canción popular irlandesa, O raglan Road, arreglada por el propio Hilliard, fue un agradable entretenimiento vespertino en la que la soprano solista exhibió su bello timbre.

La obra de John Cage(1912-1992), Ear for EAR fue una sorpresa escénica con el tutti del ensemble de espaldas al público, algo que fue de lo más vistoso del concierto, en donde fueron protagonistas los contrastes dinámicos.

Continuó el concierto con la obra maestra de Alonso Lobo Versa est in luctum, pieza bien conocida e idolatrada por los conjuntos anglosajones, en donde se echó en falta la expresión de su desgarrador texto, pero que fue interpretada correctamente con unas líneas de contrapunto fácilmente reconocibles.

Entonces llegó el gran momento de la noche, el estreno de And I Heard a voice… de Arvo Pärt. El autor, de 82 años, ha manifestado que ya no desea componer más, por lo que ésta puede ser una de sus últimas obras. Esta composición, simple a primera vista, remarca las disonancias entre las distintas voces, algo que Ars Nova Copenhagen supo  aprovechar de un modo bellísimo y eficaz, mostrando, además, una cuerda de sopranos excelente en los agudos.

La siguiente pieza, de una gran belleza, también de Pärt, Bogoróditse Dyévo, habitual del repertorio vocal de cámara, sonó correcta y muy segura.

Concluyó el concierto con Magnificat  Sexti Toni, de Hernando Franco (1532-1585), fantástica obra. Fue de lo mejor del concierto, tanto por su preciosa y compleja escritura como por su interpretación, bien comprendida y expresada.

Paul Hillier tuvo un muy discreto papel como director en este heterogéneo concierto, al contrario que Arvo Pärt, presente en el Auditorio 400, justamente vitoreado cuando apareció en escena a saludar, y requerido por multitud de apasionados seguidores de su obra al final de la velada, quienes le reclamaban autógrafos y fotografías.

Simón Andueza

Ars Nova Copenhagen. Paul Hillier, director. Obras de Pärt, Lobo, Sumaya, Wolff, Wood, Cage, Franco y Anónimos. 19/02/2018. Series 20/21 CNDM. Auditorio 400 del Museo Reina Sofía, Madrid. 

Foto: Ars Nova Copenhagen.

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0 s