Ritmo "On line"

Información y noticias del mundo de la música clásica.

Ritmo "On Line"
Música Viva
LA ACTUALIDAD MUSICAL Y SUS NOTICIAS MÁS DESTACADAS EN EL TIEMPO
(archivadas por el mes de su publicación)

CRÍTICA - Inauguración del XXVIII Festival Internacional de Arte Sacro

CRÍTICA - Inauguración del XXVIII Festival Internacional de Arte Sacro
Publicado: febrero 2018

Bach reina en la inauguración del FIAS 2018

Comenzó el XXVIII Festival Internacional de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid (FIAS) de la mejor manera imaginable: con las extraordinarias composiciones  tempranas de J.S. Bach, sus Cantatas BWV 4, 18 y 131.

La presente edición del FIAS resulta ser la confirmación del proyecto iniciado tan solo dos años atrás por su actual director, Pepe Mompeán, quien lo ha convertido en un referente nacional. Este festival ha sufrido una radical transformación, no solo en cuanto a su nivel musical, sino también e n cuanto a su temática. En sus 39 conciertos encontraremos un magnífico crisol de fabulosos intérpretes: los mejores grupos y músicos, tanto emergentes como consolidados, de la prolífica música antigua española y europea, virtuosos pianistas españoles, o excelentes ensembles internacionales que fusionan jazz, blues, electrónica, música clásica o danza. Y todos ellos con el mismo objetivo: conseguir acercar al espectador a esa trascendencia que es lo sacro. Trascender (de trans, más allá, y scando, escalar) significa pasar de un ámbito a otro, atravesando el límite que los separa.

El concierto que aquí nos ocupa fue un perfecto ejemplo de esta filosofía: Las Cantatas bachianas consiguen elevar nuestra conciencia a un nivel superior de un modo inmediato. Además los dos grupos protagonistas, Concerto 1700 y Los Afectos Diversos, comandados respectivamente por Daniel Pinteño y por Nacho Rodríguez, son un claro exponente de la magnífica generación de grupos emergentes de música antigua con la que contamos en nuestro país.

Comenzó el concierto, en una abarrotada Iglesia de los Jerónimos, con la excelsa Cantata BWV 4, Chris lag in Todes Banden (Cristo yacía amortajado)- se echa mucho de menos que el espectador no disponga de los textos ni de su traducción-,  escrita para la Pascua de 1707. La maravillosa sinfonía que la inicia fue bellísimamente interpretada con una visión camerística por Concerto 1700, casi a modo de trío sonata, en la que destacó el fantástico trabajo de su primer violín, Daniel Pinteño, en pasajes tan bellos como la cadencia final. Los Afectos Diversos en los pasajes corales destacaron en la rotundidad de una cuerda de bajos con unos graves poderosos y bellos, así como en la pulcra y empastada sonoridad de las sopranos. Debido a la grave tesitura de esta cantata, se echó en falta en ocasiones algo más de presencia sonora. En cuanto a los números solistas destacó el Versus IV magníficamente interpretado por Jesús García Aréjula, que mostró un hermoso timbre con unos potentes graves. Debemos mencionar la excelente labor realizada por el bajo continuo, con una tiorba presente que brindaba unos sutiles cambios de color al conjunto.

Prosiguió la velada con la cantata BWV 18, Gleichwie der Regen und Schnee vom Himmel fällt (Como la lluvia y la nieve caen del cielo), compuesta para el segundo domingo antes de Cuaresma de 1713. Se ofreció la versión original de la cantata, esto es, con la inusual instrumentación de cuatro violas da braccio y bajo continuo. Dicha instrumentación aporta una fantástica sonoridad oscura y densa a la obra. Comenzó la sinfonía con una envidiable sección de violas, impecablemente empastadas y afinadas, y con una articulación muy definida por todos, tanto por violas como por el bajo continuo. Aquí destacó la dirección de Nacho Rodríguez, muy atenta a los detalles y con una gran musicalidad. En cuanto a los números solistas, la labor del bajo continuo fue encomiable en el primer recitativo del bajo, que demostró su respeto y seguimiento total al solista. Diego Blázquez mostró en su recitativo su bellísimo timbre y una muy buena dicción del idioma germano, además de su gran facilidad por las agilidades. Destacaron también la dulzura de los agudos de Armelle Morvan en su aria.

El concierto prosiguió con la cantata BWV 131, Aus der Tiefen rufe ich, Herr, zu dir (Desde lo profundo clamo a ti, Señor), de 1707. En esta ocasión a las cuerdas se les añade un oboe. En la sinfonía que abre la cantata sobresalió el bello diálogo entre el oboe y el primer violín. En esta cantata fue donde el balance entre coro y orquesta estuvo más equilibrado: el coro sonó rotundo, muy presente y compacto. En el aria del bajo, volvió Jesús García Aréjula a demostrar sus estupendas cualidades vocales, contando con un magnífico un Jacobo Díaz al oboe, con una afinación, pulcritud y articulación encomiables. El coro tuvo alguno de sus mejores momentos de la velada en la fuga del número central, en donde se entendían a la perfección los diferentes sujetos y contrasujetos. No debemos obviar la fantástica e imaginativa labor realizada al órgano por Laura Puerto en todo el concierto, ni el excelente trabajo efectuado por la violonchelista Ester Domingo en el continuo.

El concierto concluyó con la repetición del precioso coral Wir essen und leben wohl que cierra la Cantata BWV 4.

Simón Andueza

Concerto 1700 + Los Afectos Diversos. Divina Juventud. Cantatas tempranas de Bach.
Jueves 15 de febrero de 2018, Iglesia de San jerónimo el Real, Madrid, 20:00 h. 

Foto: Inauguración del XXVIII Festival Internacional de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid (Foto de Jaime Massieu). 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,2342954 s