Ritmo "On line"

Información y noticias del mundo de la música clásica.

Ritmo "On Line"
Música Viva
LA ACTUALIDAD MUSICAL Y SUS NOTICIAS MÁS DESTACADAS EN EL TIEMPO
(archivadas por el mes de su publicación)

Crítica - Mucho FeMÀS

Crítica - Mucho FeMÀS
Publicado: abril 2017

Sevilla

Las Vespro suponen la contribución religiosa interesada de Monteverdi en su acercamiento a Roma y alejarse de la corte de Mantua. El mundo sugestivo de los madrigales adquiere nueva vida y colorido bajo los motetes religiosos que conforman la obra, y cuya riqueza y tonalidades supo recrear Alessandrini y su Concerto Italiano, en el marco adecuado y eufónico de la iglesia sevillana de la Magdalena. De manera tan brillante se abría así la 34 edición del Festival de música antigua de Sevilla (FeMÀS), que tendría continuidad en el concierto ofrecido por el director del certamen, Fahmi Alqhai, con su Accademia del Piacere en el recuerdo del tercer aniversario de la muerte de Sebastián Durón.

La diversificación de la familia Alqhai (su propia viola, la de su hermano y su esposa) junto a la rutilante y fantástica presencia de Miguel Rincón, Javier Núñez o Rodney Prada, conformaron un fresco musical que contrastaba con la espiritualidad del día anterior. En línea con este barroco “sevillano” resaltamos la interpretación de la violonchelista de la OBS, Mercedes Ruiz, de las suites 2 y 3 de Bach: es difícil hacer justicia a su escritura concentrada y profunda, pero nos parece que no hay muchas lecturas que puedan estar más cerca. Y no podía faltar la presencia de la Barroca sevillana ni su principal director invitado, Enrico Onofri. Nuevamente su musicalidad como director y violinista quedó de manifiesto, tanto a solo como a dúo con Alexis Aguado (Barsanti), así como el arropamiento a un solista de la talla del flautista sevillano Vicente Parrilla (La Notte, Vivaldi), absolutamente espectacular.

Nos habían hablado bien de la Cappella Mediterránea de García Alarcón sobre el teatro de Monteverdi; sin embargo, su conjunto de cuerda pulsada y frotada producía saturación al oído, aliviado a veces por el órgano o por la bella y muy impostada voz de Emőke Baráth. Teníamos curiosidad por ver a Midori Seiler y Andreas Staier con un fortepiano; la cosa quedó en eso: Midori estuvo aquejada del necesario punto de afinación en su violín, mientras a Staier no le decía nada un instrumento de color blanquecino, si no incoloro. No pudimos oír a Rachel Podger, pero cuantos lo hicieron quedaron maravillados. Artefactum es otra apuesta sevillana por la música antigua, principalmente por las Cantigas y los Goliardos; esta vez les tocaba en exclusiva a estos últimos, y naturalmente lo bordaron porque, como ellos reconocen, es lo suyo. Se suspendió el concierto de La Galanía de Raquel Andueza, pero no el de clausura, nada menos que la Pasión según san Mateo de Bach con Herreweghe.

Otro momento de éxtasis compartido, en primer lugar por la sensibilidad y profundidad de su interpretación, pero también por formular planteamientos distintos en una obra sobre la que no parece que quepan más innovaciones: dos orquestas en posición especular, tres coros y todas las combinaciones posibles entre ellos. Y todo tan bien dicho, cantado, tocado, sentido…

Carlos Tarín     

FeMÀS 2017. Concerto Italiano (Alessandrini), Accademia del Piacere (Alqhai), Mercedes Ruiz, OBS (Onofri), Capella Mediterranea (Gª Alarcón). Midori Seiler y Andreas Staier, Colegio Vocal de Gante (Herreweghe). Teatro de la Maestranza, Sala Joaquín Turina, Monasterio de Santa Clara, Iglesia de la Magdalena. Sevilla.

Foto: Nuria Rial y Accademia del Piacere, con Fahmi Alqhai.

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0465781 s