Ritmo "On line"

Información y noticias del mundo de la música clásica.

Ritmo "On Line"
Música Viva
LA ACTUALIDAD MUSICAL Y SUS NOTICIAS MÁS DESTACADAS EN EL TIEMPO
(archivadas por el mes de su publicación)

Crítica Barcelona - La magia de Dudamel

Crítica Barcelona - La magia de Dudamel
Publicado: marzo 2017

9 Sinfonías de Beethoven en el Palau

Se puede decir ya: la interpretación, a cargo de Gustavo Dudamel y su Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, de las nueve sinfonías de Beethoven en cuatro días consecutivos (del 12 al 15 de marzo) y cinco conciertos ha sido el acontecimiento musical del año en Barcelona. El escenario, un Palau de la Música Catalana que hubo de colgar el cartel de no hay entradas.

Cierto, para quien esto suscribe, había dudas al principio: hace algunas temporadas y en el mismo Palau, batuta y orquesta, esta con una plantilla ampliadísima, interpretaron una Quinta beethoveniana de esas que pueden calificarse de “mucho ruido y pocas nueces”. Los dos conciertos a los que asistí (días 13 y 15) desvanecieron esas dudas.

Dudamel no ha renunciado a sus principios, entre otros el uso de una plantilla extensa y un sonido potente y, cuando quiere, abrumador, pero esa misma Quinta sonó ahora milagrosamente bien planificada: la sección ampliada de cuerdas llegó a sonar tan sutil como un conjunto de cámara (modélica en este sentido fue la transición del scherzo al finale), de modo que se escuchaba cada detalle de la partitura, sin por ello perder en nervio, vitalidad o dramatismo. Y lo mismo puede decirse de la “Pastoral” que el día 13 cerraba el programa: estuvo fraseada con gusto, mimada en cada detalle y fue también exultante y robusta, bien contrastada, en la danza campesina y la tempestad.

El día 15 llegó el turno a la Novena. Aquí se hizo más acusada esa obsesión del director (al menos cuando dirige esta orquesta) por mostrar un sonido lo más potente posible, tanto que a veces llega a abrumar, sobre todo hoy que estamos acostumbrados, incluso cuando lo interpretan orquestas tradicionales, a escuchar un Beethoven con menos músculo y algo más de fidelidad histórica, un aspecto este último que no le interesa nada a Dudamel. Tanto da, porque es difícil resistirse a ese torbellino sonoro que plantea el director. El Allegro ma non troppo tuvo cuerpo, quizá incluso demasiado, lo que hizo también que resultara un tanto monolítico; el Molto vivace fue incisivo y rítmicamente contrastado. En cambio, en el Adagio molto cantabile dominó la búsqueda de un sonido más transparente que revelara la sutil trama melódica y tímbrica. Toda la contención aquí mostrada desapareció en el final coral, de tal modo que los solistas (principalmente el bajo en su entrada) y los coros del Palau hubieron de forzar para hacerse oír sobre la masa sonora y para sobrevivir a unos tempi algo alocados (por muy rápidos o muy lentos), pero tremendamente efectivos. La ovación fue monumental.

En definitiva, y a tenor de lo escuchado en estos dos conciertos, el ciclo quedará como uno de esos momentos mágicos del Palau de la Música Catalana. Reflexionando sobre las versiones a posteriori, seguramente no sean irreprochables, seguramente se puede conseguir lo mismo o algo muy parecido controlando más los decibelios, pero hay que reconocer que la fuerza nunca se tradujo en descontrol y que Dudamel tiene una capacidad única para transmitir, y más aun cuando se pone al frente de una orquesta que es su viva imagen: joven, entusiasta y con ganas de comerse el mundo, pero también con talento y disciplina. Orquesta y director forman una simbiosis perfecta: son uno solo.

Juan Carlos Moreno

Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela / Gustavo Dudamel. Julianna Di Giacomo, soprano. Tamara Mumford, mezzosoprano. Joshua Guerrero, tenor. Soloman Howard, bajo. Orfeó Català. Cor de Cambra del Palau de la Música. Obras de Beethoven.
Palau de la Música Catalana, Barcelona.

http://www.palaumusica.cat/es 

Foto: La magia de Dudamel. 

 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0311858 s