Ritmo "On line"

Información y noticias del mundo de la música clásica.

Ritmo "On Line"
Música Viva
LA ACTUALIDAD MUSICAL Y SUS NOTICIAS MÁS DESTACADAS EN EL TIEMPO
(archivadas por el mes de su publicación)

Crítica Madrid - Proyecto Zarza

Crítica Madrid - Proyecto Zarza
Publicado: marzo 2017

Teatro de la Zarzuela

El Proyecto Zarza acometido con puntualidad y diligencia, sin prisa pero sin pausa, por el Teatro de la Zarzuela madrileño, se ha concretado en la representación y “puesta al día” de un título emblemático del género chico: La Revoltosa. Sainete lírico en un acto que, en su versión original, presume de la música de Ruperto Chapí y del libreto de los José López Silva y Carlos Fernández Shaw. 

Una zarzuela hecha por jóvenes y para jóvenes” reza textual el reclamo informativo del Teatro. Pues sí. Feliz aspiración y rotundo provecho. El necesario y paulatino acercamiento del Teatro musical español a las generaciones más jóvenes hace muy difícil establecer una crítica con sutilezas por aquí o por allá, para una iniciativa en todo punto perentoria y esforzada de preservación, honra y auge de este género acometida con rigor y medios por una institución ejemplar en este sentido.

Una versión de cámara de La Revoltosa adaptada de la partitura original de Chapí para un pequeño y joven, también, grupo instrumental ad hoc en platea: piano y percusión incluidos, quinteto de cuerda y flauta; todos dirigidos por David Rodríguez. Frente a ellos a su mismo nivel, un público inquieto, escolar o familiar según el día y hora de la representación.

De resultas, la dicha de comprobar cómo aquellas alusiones a formas actuales de vida, de ocio y otras redes sociales se vieron recompensadas con sinceros aplausos u otras expresiones espontáneas de sentimiento o aprobación… Lo curioso es que éstas, aparte de servir a las lógicas de la novedad y la transgresión relativas, entre móviles y emoticonos “protas”… estallaron a propósito de sentenciosas frases retóricas, geniales por cierto… pero no de la jerga moderna sino… ¡del libreto original decimonónico! Vaya sorpresa. Esto sí que es una novedad. Por ahí el objetivo se va cumpliendo...

Luego ya si los Atenedoro, Cándido o Tiberio (¡que vaya nombres también!) eran novietes, novios, parejas o… los maridos de sus respectivas del libreto original; si el patio es de vecinos, una corrala o el parque público del botellón de turno, si los personajes salen o no al mutis cuando no participan de la escena… resulta cuestión menor… Un final abierto como consecuencia, remató la lógica de toda la representación. El excelente desempeño de todos los cantantes y actores de entusiasmo generoso, dinámicos y directos, con altas dosis de energía, capacidad y preparación, hizo el resto.

Zarzuela de gran cilindrada

Rodeado del bullicio redoblado e incesante de una multitud de alumnos de secundaria, tras haber cruzado el severo campus soleado de una Universidad pública madrileña, la Carlos III, en mañana de diario industriosa y estudiantil, uno no puede imaginarse el despliegue artístico, bailarín, musical -instrumental y vocal-, teatral… , que le espera en el amplio Auditorio de dicho centro.

A vueltas con la necesaria renovación generacional y estética de la Zarzuela, el epígrafe en cartel “Zarzuela en danza [Una historia bailable a través de la zarzuela]” seguido del más descriptivo, formulario y aséptico: “espectáculo coreográfico con músicas extraídas de zarzuelas de Barbieri, Chapí, Chueca y Valverde, Giménez, Lleó, Luna, Bretón, Fernández Caballero, Roig, Sorozábal, Vives, Soutullo y Vert” (sic)… indicaba entre tanto aparente desfile de nombres ilustres, lo justo.

Pues bien, la acertada combinación de ingredientes varios, atractivos para todas las edades, unida a la natural espectacularidad de la danza, con una Escuela bolera magníficamente presentada, hicieron el resto. Buena adaptación (onírica con pinzas que me recordó el espectáculo reciente Viva Madriz) y excelente acogida in situ, de un espectáculo que superaba con creces la tradicional noción de antología y que, acertadamente, respetó el más puro estilo y tradición zarzuelera originales. Jovialidad, energía, llaneza, gracejo verbal, rimas y ripios de todo porte y condición… Una zarzuela de ensueño, motera y con casco, negro y tintado... Un escaparate puesto al día que se coronó con nada menos que una chirigota que así rompiera con la única disciplina que se había mantenido escrupulosamente hasta entonces, la del propio baile y su coreografía. Emotividad popular latente, fresca en el calendario, ésta de la comparsa coplera y burlona que sirviera así de inopinado nexo entre géneros y tiempos. El bateo de Chueca, que había sonado minutos antes, no estaba muy lejos de ese mismo espíritu... y letra también, por cierto. Una imagen así con baile, canto y teatro, vale mucho más que un millón palabras...

Versatilidad técnica en todos los artistas sobre las tablas del escenario y bajo él, en el foso, de los que no me atrevo a destacar a ninguno, aunque podría en función de mis gustos personales. Momentos brillantes y vistosos los hubo, por coreografía, por libreto, por fluidez escénica entre cuadros, incluso en su momento, por la milimétrica cuadratura rítmica del bailarín de turno -estoy pensando en una bailarina en concreto- con una atenta orquesta en vivo, la titular de la Comunidad de Madrid dirigida por Arturo Díez Boscovich. Y se disfrutaron.

Infinitamente más, por tanto, que un simple arrebato disciplinado de divulgación bien dispuesto. Un espectáculo que merece conocerlo la “juventud” de cualquier edad en toda España… y parte del extranjero ¡ea!

Luis Mazorra Incera

Ana Cris Marco -Mari Pepa-, Alberto Frías -Felipe-, María José Garrido –Soledad-, Cielo Ferrández -Encarna-, Nuria Pérez -Gorgonia-, Joselu López -Cándido-, José Miralles -Tiberio-, Javier Ariano -Atenedoro-, Felipe Forastieri -Señor Candelas-, Natan Segado -Chupitos-, Paula Sánchez, María Arévalo, Cristina Teijeiro, Beatriz Arenas, José Luis Fernández, Antonio Buendía -Chicos-. Grupo instrumental de cámara / David Rodríguez.
La Revoltosa de Ruperto Chapí (adaptación).
Teatro de la Zarzuela. Madrid.

Orquesta de la Comunidad de Madrid / Arturo Díez Boscovich.
Libreto: Álvaro Tato. Dirección y coreografía: Nuria Castejón. Escenografía: Carmen Castañón. Vestuario: Gabriela Salaverri. Iluminación: Eduardo Bravo.
Zarzuela en danza: Obras de Barbieri, Bretón, Chapí, Chueca, Fernández Caballero, Giménez, Lleó, Luna, Roig, Sorozábal, Soutullo, Valverde, Vert  y Vives.
Auditorio de la Universidad Carlos III (Producción del Teatro de la Zarzuela). Madrid.

http://teatrodelazarzuela.mcu.es/es/

Foto: “El Proyecto Zarza acometido con puntualidad y diligencia, sin prisa pero sin pausa, por el Teatro de la Zarzuela madrileño, se ha concretado en la representación y “puesta al día” de un título emblemático del género chico: La Revoltosa” (Foto de Javier del Real).

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0936028 s