Ritmo "On Line"
Discos para la historia
Selección de grabaciones fonográficas y audiovisuales de referencia, con su presentación y crítica. Cada mes diez nuevos títulos.

WEILL: Rise and Fall of the City of Mahagonny.

WEILL: Rise and Fall of the City of Mahagonny.

Publicada en SEPTIEMBRE 2017 / número 910

Brueggergosman, König, Henschel, White. Coro Intermezzo. Orquesta y Coro del Teatro Real de Madrid / Pablo Heras-Casado. Escena: La Fura dels Baus.

BelAir BAC067 (DVD) 

La crítica

 

Sin pasta no eres nadie 

El estreno en la primera temporada de Mortier en el Teatro Real de Auge y caída de la ciudad de Mahagonny, ópera con música de Kurt Weill y texto de Bertolt Brecht, limpió de convencionalismos la idea operística del foso madrileño, apostando por una obra que podría cruzar la acera de Broadway, con influencias del Porgy de Gershwin, el Wozzeck de Berg y Britten, con el consabido estilo fresco de Weill. La pareja Brecht-Weill es una como caricia con látigo al capitalismo, que casi cien años después mantiene intacta su ideología, ya saben, mientras en el capitalismo la riqueza se reparte desigualmente, en el socialismo la pobreza se reparte equitativamente. En otras palabras, sin dinero no eres nadie y no nos sirves, que es lo que le ocurre a Jimmy en Mahagonny, una ciudad creada de la nada en medio del desierto por delincuentes con corbata, una tela de araña para atrapar a los incautos con pasta, una versión profética de esa encantadora ciudad prostituida con luz de neón llamada Las Vegas.

El montaje de La Fura dels Baus es una maravilla, si maravilla se le puede llamar a ambientar la escena en un estercolero (este DVD recibido ahora, distribuido por Música Directa, se publicó hace unos años y repetimos la crítica de entonces). Tal es la fuerza de la imagen, que hasta un estercolero transmite belleza visual, y tal vez sea este el único “pero” a una puesta en escena demoledora: demasiada belleza plástica para el lugar del que se trata (no deja de ser una obra de arte). Hay cosas que deben quedar claras: música, texto y escena son tres cosas distintas que en la ópera alcanzan una conjunción llamada “arte total”, sean ninfas con texto de Ovidio o prostitutas con texto de Brecht, la finalidad de la triple conjunción es crear belleza, aunque desde distintos puntos de vista la belleza puede hacernos gozar como hacernos sufrir, que en cierto modo es lo que La Fura ha conseguido en Mahagonny, estéticamente repleta de mierda desde la subida misma del telón al reivindicativo final, fácil de aplicar a los tiempos que corren. 

Otro descubrimiento de entonces fue el director granadino Pablo Heras-Casado, al que en RITMO entrevistamos en diciembre de 2011, director de un impulso rítmico irresistible, que dirige como su maestro Pierre Boulez sin batuta, que al verlo dirigir parece que lleve a su mano adherido un control métrico perfecto, como si Boulez le hubiese chocado los cinco durante un buen rato. La dirección de Heras-Casado fue una balanza de intensidad y delicadeza, con un brazo de hierro y un guante de terciopelo, con una dirección en los actos II y III incomparable, posiblemente su mejor trabajo hasta la fecha en el Real.

Entre los cantantes sorprendió la sofisticación de Measha Brueggergosman, que hizo una Jenny Smith antológica, que se pasó toda la ópera en ropa interior, para gozo de los que poníamos los ojos en sus potentes contoneos. Imponente como siempre Willard White, ideal para el papel, como la astuta Leocadia de Jane Eaglen y el britteniano Michael König como Jimmy. Con apuestas tan arriesgadas como Mahagonny, Madrid puso el dedo en la llaga de su público burgués, tan acostumbrado a las arias y al cava de los entreactos. 

Gonzalo Pérez Chamorro


 

Puntuación

Otros discos en archivo

Página 1 de 18Primero   Anterior   [1]  2  3  4  5  6  7  8  9  10  Siguiente   Último   
Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,1248097 s