Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Annalisa Stroppa, mezzosoprano

Annalisa Stroppa, mezzosoprano
Publicado: Noviembre 2015
“El Liceu me sonríe”

La mezzosoprano italiana regresa este mes al Gran Teatre barcelonés como Ascanio de Benvenuto Cellini, la ópera de Berlioz.

Vuelve al Liceu después de inaugurar la temporada del coliseo barcelonés el pasado año como Rosina y de cantar también Adalgisa en ese escenario. ¿Qué recuerdos tiene de ese teatro?

¡Un recuerdo maravilloso! Me encanta ese teatro, su belleza y su sonrisa: sí, ¿por qué no decirlo? El Liceu me sonríe. Lo hace a través de las luces de la sala y de un público con el que nos hemos cogido mucho afecto. Además, adoro al equipo humano del Liceu porque trabaja con pasión y dedicación, pero por encima de todo amo al público liceísta por su afectuosidad y cariño. Barcelona me ha dado la posibilidad de exhibirme en roles protagonistas y nunca olvidaré la estupenda acogida del público como Rosina y Adalgisa. Ahora podrán verme en un personaje en travesti...

Ya ha debutado en La Scala ¿Cómo se vive cantar tan joven en un teatro de tanta tradición? 

Me siento muy afortunada; soy consciente de la enorme tradición de este teatro y de la historia que lleva a sus espaldas. Por eso procuro disfrutar todo lo que puedo cada vez que canto en Milán. 

¿Qué piensa del Benvenuto Cellini de Terry Gilliam?

Se trata de una ópera muy compleja y es difícil ponerla en escena. La historia se inspira en las memorias del escultor Benvenuto Cellini, al cual Berlioz añadió la historia de amor del artista con Teresa; está ambientada en la Roma papal de Clemente VI y se centra en el encargo de su famoso Perseo. El montaje de Gilliam traduce perfectamente la idea de la ópera diversificando y valorando cada momento: son especialmente íntimas y maravillosas las escenas amorosas e imponentes y majestuosas las de conjunto; además creo que Gilliam ayuda a disfrutar de la música de Berlioz. Vale la pena citar el momento del martes de Carnaval durante el cual el escenario se abarrota: coro, solistas, extras, acróbatas, malabaristas, bailarines, todos contribuyendo a crear un espectáculo dentro del espectáculo. Otro momento interesante y solemne es la entrada del Papa. Durante el montaje, el espectador quedará cautivado por una explosión de color, de movimiento y de cambios de atmósfera. Será imposible que nadie se aburra.

Ascanio posee el aria más conocida de la ópera, “Mais qu'ai-je doncs?”, una pieza muy compleja: tiene que imitar la voz del Papa, de Balducci...

Sí, es una de las arias más conocidas de la ópera y un momento privilegiado para Ascanio, quien reflexiona irónicamente y resume todo lo acontecido en las escenas precedentes. Es un aria brillante.  

La cantante que creó el papel de Ascanio, Rosine Stoltz, también fue la primera Léonor de La favorite. ¿Ve a este personaje en su repertorio futuro?

¡Por supuesto! Me encantaría interpretar el papel. De hecho, el aria “O mio Fernando” fue mi caballo de batalla en el conservatorio...

¿Qué otros papeles ha cantado “en travesti”?

Me divierto muchísimo vistiendo ropa masculina e interpretando a hombres. Creo que es una suerte poder transformarnos de vez en cuando. Mi primer rol en travesti fue Cherubino en I due Figaro de Mercadante; después he interpretado al Cherubino mozartiano, el Orfeo de Gluck, a Stéphano de Roméo et Juliette y a Hänsel. Me gustaría interpretar a Romeo de I Capuleti, Nicklausse de Les contes d’Hoffman y, por supuesto, a Octavian de Der Rosenkavalier. Es un desafío interpretativo: procuro observar al máximo las actitudes y movimientos masculinos y de encontrar la clave para sumergirme en el personaje.

¿Qué compromisos futuros tiene en teatros españoles?

Seré Rosina de Il barbiere en la ABAO (Bilbao), Fenena en Nabucco en Menorca y Enrichetta de I Puritani en el Teatro Real de Madrid.

¿Y cuáles destacaría de su agenda internacional?

Tendré el placer de regresar a La Scala en diversas óperas: Rigoletto, Nabucco, Madama Butterfly y Falstaff. Debutaré el rol de Cenerentola en la Israeli Opera de Tel Aviv; Rosina en Monte-Carlo, Dorabella de Così fan tutte en la Opéra de Rouen y Carmen en el Festival de Bregenz. 

Una intensa actividad. Gracias por su tiempo.

http://www.annalisastroppa.it/

Lucas Quirós

 

Foto: La mezzosoprano regresa en noviembre al Liceu de Barcelona.

Acred: © Silvia Lelli

 

 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0157269 s