Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

La pianista María Parra graba Rêverie

La pianista María Parra graba Rêverie
Publicado: Diciembre 2014
Sueños pianísticos

Nacida en Soria y tarraconense de adopción, María Parra es una pianista y creadora que, como Audrey Hepburn en Ariane, soñó su música a orillas del Sena para confirmarse como músico profesional bajo la tutela de maestros como Jacques Rouvier y Prisca Benoit. Del mismo modo ha coqueteado con el jazz y se ha perfeccionado en música española bajo la supervisión de la maestra Alicia de Larrocha. Su incansable actividad musical se amplía a la dirección del Bouquet Festival de Tarragona, exitoso festival que funde Patrimonio histórico, música y vino, y no por ese orden. Este mes de diciembre sale a la venta su primer trabajo discográfico Rêverie con el prestigioso sello madrileño VERSO. De ello hablamos en esta entrevista.

¿Cómo surge la idea de grabar Rêverie? ¿La elección de las obras es por un cúmulo vital o son obras de reciente incorporación?

Rêverie es un emocionado homenaje a todo lo que me ha hecho ser consciente de la artista que soy al día de hoy y todo lo que me ha nutrido como tal. Ante todo, este disco quiere ser un homenaje a los sueños de infancia que no deberían ser desdeñados, sino más bien mimados, para que lleguen a hacerse realidad, al recuerdo de mí misma deseando llegar a ser pianista, desde mi más tierna infancia, tras escuchar horas de música clásica interpretada por los grandes. Para ello me adentré recientemente en el universo de las Kinderszenen de Schumann, así como en los Children’s Corner de Debussy, que sin ser obras para niños aluden, sin embargo, a la idea de buscar la simplicidad, la inocencia desde la mirada retrospectiva del adulto ahondando en su niño interior. Por otro lado, es un homenaje a mi maestra Alicia de Larrocha, con quien tuve la suerte de trabajar de cerca un amplio repertorio de música española, el cual ha sido fiel compañero durante años. Y por último el título del disco (que en castellano quiere decir “ensoñación”), así como el bonus track, ambos en francés, son un guiño a París, ciudad que adoro y dónde tomé consciencia, de la mano de mis maestros Jacques Rouvier y Prisca Benoit, de qué suponía ser una profesional del piano.

Además de intérprete es compositora y en Rêverie nos regala un delicioso Il Pleut sur Paris ¿Qué supone esta faceta musical?

La composición surge en mi caso desde la improvisación. Yo pienso en armonías modernas propias del jazz. En mi caso son devaneos musicales que me abstraen del a veces arduo trabajo de repetir y memorizar las piezas que interpreto y que me sumergen en un mundo creativo propio que me es muy gratificante. Las concibo como pequeñas canciones, de estilos diferentes, a las que les doy forma. Últimamente son mis bises en los conciertos.

¿Cuánto del corazón de María Parra hay en cada obra del disco?

En este disco está mi corazón al 100% desde la gratitud y la emoción. Este trabajo ha sido el resultado del inmenso apoyo de Juan Lucas y David Rodríguez de La Quinta de Mahler así como de los productores del sello VERSO, Pilar de la Vega y José Miguel Martínez, quienes han depositado su confianza en mí. Además se grabó dos días después del exitoso concierto que ofrecí en mi ciudad dentro de mi festival el 30 de agosto, todavía bajo el eco de la entrega y la emoción de aquel día.

¿Cómo definiría a la pianista María Parra? ¿Y a la persona?

María Parra pianista y María Parra persona son la misma, no hay distinciones. La música es para mí el aire que respiro, en torno a la cual se organiza mi cabeza, desde que me levanto hasta que me voy a dormir, es mi equilibrio y mi motor, mi impulso vital. Soy apasionada y entregada en todo lo que hago, muy comprometida y sincera conmigo misma y con los demás.

¿Qué espera de la crítica? ¿Qué valor le da?

Con los años he aprendido a no esperar nada de nadie, es decir, prefiero ser coherente y estar de acuerdo conmigo misma antes que gustar a todo precio. Con esto no quiero decir que si mi trabajo, junto con mi persona-pianista, son bien acogidos, me sentiré muy feliz. Quiero creer que cuando las cosas se hacen desde el corazón, desde lo más auténtico de tu alma, eso se percibe y al mismo tiempo se agradece. Simplemente querría poder oír, como ya lo he hecho tras mis conciertos, “¡María, nos has hecho soñar, gracias!”

RÊVERIE. Obras de SCHUMANN, DEBUSSY, ALBÉNIZ, GRANADOS.
Bonus: Il pleut sur Paris de MARIA PARRA.
 
Verso, VRS 2156.

www.mariaparrapenafiel.com

www.bouquetfestival.com

Foto: La pianista María Parra, que acaba de editar su primer disco, Rêverie.
Acred: Antoni Coll 

Por: Gonzalo Pérez Chamorro

 

 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0313073 s