Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Beatriz Blanco

Beatriz Blanco
Publicado: Mayo 2014
El cello con alma

Su talento, intuición y musicalidad han sido ensalzados por la crítica y el público internacional, al tiempo que la han hecho merecedora de prestigiosos premios como el "Primer Palau", el Concurso Permanente de Juventudes Musicales de España y, más reciente, con el segundo premio de la Fundación Rahn Musikpreis en Suiza, el Würdigungspreise del Gobierno Austriaco y el "Young Artist Award" de la Fundación Bernhard Greenhause de California (U.S.A). Nos referimos a la violonchelista Beatriz Blanco que este mes de mayo está de gira por nuestro país. Ofrecerá un concierto con la Orquesta de RTVE en Madrid y viajará a Valladolid, su ciudad natal, para participar en CelloCyL donde dará clase a los más pequeños, al tiempo que ultima la grabación de su primer CD.

¿Cómo fueron sus inicios musicales y, más concretamente, en el cello?

Aunque no vengo de una familia de músicos, en casa siempre estuvo muy presente; me recuerdo jugando en la alfombra escuchando un disco de Sonatas para piano de Mozart. Mi relación con el cello fue un flechazo. En el programa de televisión “Bravo, bravísimo” salían niños con diferentes talentos y me encantaba verlo. Un día apareció un peque con un cello y me quedé fascinada por el sonido; me emocioné muchísimo. A partir de ahí, nada me sacó de la cabeza la idea de que yo quería hacer eso, dedicarme a ello, vivir de ello.

El resto hasta hoy, ha sido un camino muy enriquecedor de diferentes ideas e inspiraciones. Recuerdo con especial cariño a Chola de Santiago, que fue la que desde niña me llevó de la mano, con su pasión, a descubrir a los grandes compositores y me enseñó a valorarlos. Asier Polo también ha sido y aún sigue siendo una inspiración, una persona que es Música en mayúsculas, independientemente del instrumento que al final es un medio, nada más. El trabajo duro y la disciplina los aprendí de Monighetti, cuando estudié en Basilea; él me enseñó a escuchar. Y el refinamiento vino con Clemens Hagen, en Salzburgo, su sonido y el trabajo de artesano con cada nota, con cada frase y articulación.

Hasta ahora ha sido galardonada con numerosos premios. ¿Hasta qué punto los concursos son necesarios para que los jóvenes músicos se den a conocer?

Conozco a muy poca gente que realmente disfrute presentándose a un concurso. Es una tensión muy diferente a la que se siente en un concierto, yo diría mucho más desagradable. Además todo es tan subjetivo que, aunque es cierto que el trabajo duro tiene que estar ahí, a veces lo que determina un resultado depende en gran medida de la suerte. Me siento afortunada porque creo que en mi caso me ha acompañado y es muy gratificante sentir que valoran tu trabajo.

A mí me gusta el escenario, dar conciertos y emocionarme con el público. Los concursos, al fin y al cabo, te abren puertas, proporcionan otras oportunidades. Aunque quiero creer que existen caminos alternativos.

¿Qué recuerdos tiene de su debut con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León?

Tenía 16 años y temblaba de la cabeza a los pies. De emoción, de nervios, de responsabilidad. Fue con el Concierto de Saint-Saëns. Lo dirigía Alejandro Posada, que me tuvo que empujar al escenario porque no me decidía. Fue muy excitante. Es la orquesta que escuché desde niña, era un sueño poder tocar con ellos.

¿Cuál es el proceso que sigue para preparar una obra?

Depende mucho de si ya la he escuchado o no. En el caso de que la conozca bien, me centro directamente en los “problemas”, intento ser efectiva con mi cabeza y con mis dedos. Si puedo, me siento al piano también, para tener la visión armónica completa y así decidir mejor lo que quiero conseguir. Si la música es nueva, entonces tengo que leerla de arriba abajo primero, para saber qué es lo que ocurre y tener una idea global de la obra. Después, vuelvo a enfocar en los “problemas”. Soy bastante metódica.

Además de sus actuaciones como solista, la música de cámara ocupa un lugar muy importante en su carrera artística. Precisamente, desde 2010 forma parte del Spiral Trio.

Creo que es indispensable y necesario estar en contacto constante con otras personas, al fin y al cabo es lo que más enriquece, lo que más inspira. Nuestra profesión es bastante solitaria, estudiando estamos solos en una habitación, viajando normalmente también y esto puede resultar muy duro. Compartir tus ideas, tus experiencias con otros compañeros y llegar a un punto en común es algo maravilloso. Y si tienes la suerte de encontrar colegas con los que te entiendes tan bien, es un lujo.

Durante la presente temporada colabora habitualmente en la Tonhalle-Orchester Zürich, una experiencia muy enriquecedora.

Es una experiencia totalmente nueva para mí. Nunca había estado dentro de una orquesta y sentir que tú pones tu granito de arena, que tú también eres parte de esa masa, de ese todo… Aún se me ponen los pelos de punta al acordarme de la Quinta de Tchaikovsky con Blomstedt…

¿Qué otros interesantes proyectos figuran en su agenda?

Estoy muy ilusionada con este mes de mayo. El día 2, tocaré un recital en Salzburgo junto al pianista Federico Bosco, con el que trabajo desde hace ya seis años. Estaré en Madrid, el día 16, junto a la Orquesta de RTVE y el director Alexander Prior, con las Variaciones Rococó de Tchaikovsky y, los días 17 y 18, en Valladolid, como profesora en las Jornadas de Violonchelo de Castilla y León, CelloCyL, que organiza Mikel Zurzundegui en el Auditorio Miguel Delibes. Este proyecto me da mucha alegría. Es una suerte poder aportar un poquito de lo que estoy aprendiendo a los peques de la “cantera”. Estoy muy agradecida de que cuenten conmigo. Luego vendrá Madrid de nuevo, Viena, Zúrich, Turín… (algunas fechas están aún por determinar). Más a largo plazo, tengo prevista la grabación de mi primer CD. Será de cara a la próxima temporada y el repertorio tira a Chopin, aunque no está del todo cerrado.

www.beatrizblanco.net

Elena Trujillo Hervás

Foto: La violonchelista Beatriz Blanco.

 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0156853 s