Ritmo "On Line"
Con nombre propio
Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Lorenzo Palomo

Lorenzo Palomo
Publicado: Febrero 2018
Fulgor orquestal

El maestro Lorenzo Palomo celebra su quinto disco en Naxos como una fiesta, con fulgores y los aromas cordobeses de la ciudad que lo vio caminar, entrar y salir de los cafés, entre inacabables charlas culturales y musicales. Es la Sinfonía Córdoba una de las cuestiones que se tratan en esta entrevista, su particular homenaje a la ciudad de los patios floreados, la luz y la belleza de la mujer andaluza. Con la participación de algunos de los nombres más importante de la actual interpretación española, Lorenzo Palomo, el mismo que intercambiaba ideas con Giuseppe Sinopoli en su etapa como miembro estable de la Deutsche Oper Berlin, mientras su música se difundía por todo el mundo, celebra que este disco y la Sinfonía Córdoba sean candidatos a los Grammys como “mejor composición clásica”.

En su nueva grabación en Naxos Records, sello para el que ha grabado ya su quinto disco, agrupa dos obras orquestales como la Sinfonía Córdoba y Fulgores… ¿Qué nos puede decir de ellas?

La Sinfonía Córdoba fue una iniciativa de Lorenzo Ramos, que apenas tomó posesión del cargo como Director Titular de la Orquesta de Córdoba, me comentó su deseo de que la compusiese, ya que anteriormente yo ya había compuesto mi Sinfonía a Granada, y él mismo dio los pasos para que la AEOS (Asociación Española de Orquestas Sinfónicas) y SGAE me hiciesen el encargo. Acogí el proyecto con el mayor cariño y me puse a trabajar con la máxima ilusión. El estreno en Córdoba despertó una gran expectación y, con el Gran Teatro abarrotado de público, la estrenó con gran éxito la Orquesta de Córdoba, dirigida por Lorenzo Ramos. Por otra parte, Fulgores la compuse por un deseo especial de Rafael Frühbeck de Burgos, quien, después de haber dirigido mis Nocturnos de Andalucía con Pepe Romero como solista muchísimas veces, en España y fuera de ella, me brindó la idea de componer una obra combinando el violín con la guitarra, añadiendo así al repertorio sinfónico una formación solística prácticamente nueva. El maestro se entusiasmó con mi nueva obra. Dirigió su estreno con la Orquesta de Valencia, actuando como solistas Alexandre da Costa, violín, y Pablo Sainz Villegas, guitarra. Posteriormente, Rafael Frühbeck la programó en la Philharmonie de Berlín con la Rundfunk-Sinfonieorchester de Berlín y con la Orquesta Filarmónica de Hamburgo, pero, desgraciadamente, el maestro ya no pudo dirigir estos conciertos por su enfermedad y su fallecimiento. En Berlín dirigió la obra Pedro Halffter y en Hamburgo el director vienés Leopold Hager. Ahora saldrán a la luz estas dos obras con el sello Naxos.

¿Podríamos decir que, por haberse criado en Córdoba, la Sinfonía Córdoba es como su “Sinfonía Doméstica”…?

Muchísimas gracias por el símil. He intentado plasmar en la Sinfonía Córdoba la esencia, el encanto, la fascinación, el embrujo que emanan de noche sus callejuelas, sus rincones, sus jardines y ese sabor a historia que acompaña siempre de la herencia que dejaron las razas y pueblos que pasaron por ella, de los romanos, de los árabes, de los judíos y de los cristianos. Un fascinante y riquísimo caleidoscopio de escenas y colores que se extiende por toda la ciudad.

Tras sus Nocturnos de Andalucía, una obra que ha cosechado y cosecha éxitos allá donde va, y que le vinculó más estrechamente a Frühbeck de Burgos, como usted ha citado, ahora, con Fulgores, crea una senda concertante con la guitarra, más el violín…

Ese es mi deseo, que la novedad que ofrece la unión del violín con la guitarra haga expandirse Fulgores en el mundo sinfónico y siga la suerte de mis Nocturnos.

La nómina de intérpretes en esta grabación recoge lo mejor de este país…

Los intérpretes son excelentes, cada uno en su especialidad y en su cometido. Ana María Valderrama, solista de Fulgores, es una joven violinista con un gran talento, con una gran técnica y posee además una gran sensibilidad que subyuga en los pasajes líricos. Ana María lo tiene todo para triunfar. Rafael Aguirre es, sin duda, uno de los nuevos grandes valores de la guitarra. Su prodigiosa técnica le permite resolver con fascinante facilidad los pasajes más complicados y difíciles que se encuentre en una partitura. Su sentir es hondo y cautiva su fraseo de artista ya maduro cuando canta con la guitarra. Por su parte, Pablo García López, tenor, y Javier Riba, guitarra, tienen una intervención corta en la Sinfonía Córdoba, pero añaden con exquisito arte las pinceladas de sabor popular que he querido introducir en la Sinfonía Córdoba. Por supuesto, no me olvido de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, que destaca como una de las mejores orquestas de nuestro país y este puesto de excelencia lo comparte con Jesús López Cobos, uno de los directores de orquesta españoles más reconocidos en España y más allá de nuestras fronteras.

Nos ha llegado la noticia que la Sinfonía Córdoba está como candidata de Naxos para los Grammys como “mejor composición clásica”…

Efectivamente, me ha alagado muchísimo que Naxos haya seleccionado mi Sinfonía Córdoba como su candidata para los Grammys como “mejor composición clásica”. En cualquier caso, lo gane o no lo gane, la nominación de Naxos de mi obra es ya de por sí un premio.

¿Qué artistas (intérpretes y directores) han influenciado más en el desarrollo de su carrera como compositor?

La primera fue Montserrat Caballé, que me “bautizó” en el mundo profesional con el estreno de mi ciclo de canciones Del atardecer al alba, que compuse para satisfacer sus deseos. Montserrat lo estrenó, acompañada de Miguel Zanetti, en el Carnegie Hall de Nueva York y en el Covent Garden de Londres. Luego lo siguió cantando durante años. Igualmente debo citar, entre los maestros que más contribuyeron al desarrollo de mi carrera como compositor, en primer lugar a Rafael Frühbeck de Burgos, que dirigió mis obras por gran parte del mundo hasta que falleció, a Miguel Ángel Gómez Martínez, a Jesús López Cobos, al guitarrista Pepe Romero y a las sopranos Ainhoa Arteta y María Bayo.

¿En qué música se encuentra trabajando en la actualidad?

Acabo de componer mi nuevo ciclo de canciones Sendero mágico, por encargo del CNDM con motivo de la próxima XXV edición del Ciclo Lied. Lo estrenará Ainhoa Arteta, acompañada por Roger Vignoles, el día 10 de diciembre en el Teatro de la Zarzuela. En la actualidad también estoy terminando de orquestar mi nueva composición titulada Rumbalina, para el clarinetista Joan Enric Lluna.

Está en su plena madurez compositiva… ¿Es este país un buen lugar para los compositores?

Yo creo que sí, sobre todo en la actualidad en la que disfrutamos de medios para poder interpretar y propagar nuestra música, tenemos estupendas orquestas y maravillosos auditorios. Hace cuarenta o cincuenta años, España tenía sólo tres orquestas, la Nacional, la de Barcelona y la de Valencia (de la que fui Director Titular). La creación de la Orquesta de RTVE dio un gran impulso a la música en nuestro país, los sueldos de los músicos fueron poniéndose poco a poco al nivel de algunas orquestas europeas y también poco a poco fueron naciendo orquestas y auditorios que fueron enriqueciendo la vida musical de España. Si nos comparamos con la vida musical de hace cincuenta años, veremos que la diferencia es abismal. En aquellos años eran las bandas las que mantenían un poco viva la vida musical de nuestro país. De ahí salieron los grandes instrumentadores de banda, como el catalán Juan Lamote de Grignon.

¿Qué haría que todavía no ha hecho?

A veces pienso lo bonito que sería irme con Brigitte a una islita del Caribe una semanita entera, sin hacer nada, disfrutando del sol y de la brisa del mar bajo las palmeras.

Seguramente nuestros lectores piensen lo mismo… Un abrazo maestro y gracias por su tiempo.

http://lorenzopalomo.com/es/

Por Gonzalo Pérez Chamorro 

Foto: El maestro Lorenzo Palomo con Rafael Frühbeck de Burgos en Tokyo. 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0311811 s