Ritmo "On Line"
Con nombre propio
Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

The Pochekin Brothers

The Pochekin Brothers
Publicado: Febrero 2018
“Descubrir obras desconocidas es una parte significativa de nuestra filosofía musical”

Con un disco dedicado a dúos de Mozart, M. Haydn, Glière y Prokofiev en el sello Melodiya, Ivan Pochekin y Mikhail Pochekin firman uno de los mejores trabajos en este género hasta la fecha.

Como un combate de esgrima entre caballeros y hermanos, este disco pone en alternancia dos tipos de arcos, la viola y el violín, ¿cómo se llevan tímbricamente ambos? ¿Quién gana el combate?

En este disco presentamos dúos para violín y viola y para dos violines. El mismo nombre del disco “La unidad de los contrarios” (“The Unity of Opposites”) tiene que ver con nuestras personalidades, tanto en la vida, como en la música. Somos totalmente diferentes y, en cuanto a la música, cada uno tenemos nuestras propias ideas e intereses. No obstante, cuando interpretamos juntos tratamos de completarnos el uno al otro. Somos hermanos y nos divierte mucho tocar juntos. Por lo tanto, en nuestro caso no se trata de un combate, sino de una unión. Y en cuanto al timbre de los instrumentos, en nuestro disco presentamos dos combinaciones bastante diferentes: mientras las partes de 2 violines en los Dúos de Glière y en la Sonata de Prokofiev tienen absolutamente la misma importancia, en el dúo de viola y violín, este último lleva la parte principal y la viola lo acompaña, especialmente en el Dúo de Haydn.

Desde los dúos clásicos de Mozart y Haydn a los dúos rusos de Glière y Prokofiev, el disco repasa algunas obras originales para esta combinación…

Se podría dividir nuestro disco en dos partes: la primera tiene los Dúos de Mozart y de Michael Haydn, la segunda la componen la Sonata de Prokofiev y 12 Dúos de Glière. Para nosotros tiene mucha importancia las relaciones entre las obras y entre los compositores. Compuestos en 1783, los de Mozart y Haydn están unidos por la historia de su creación, además de por la estrecha amistad entre estos compositores. Lo mismo podemos decir sobre los vínculos entre otros dos compositores representados en nuestro disco, aunque más bien deberíamos hablar sobre la relación entre el maestro y el discípulo, puesto que en los años 1902-1903 Glière enseñaba la composición y el piano al jovencísimo por el aquel entonces Prokofiev. Por tanto, podemos ver la afinidad entre los estilos de los dos autores rusos. Aunque Prokofiev se fue mucho más lejos en su búsqueda de armonía y su música tiene indudablemente una estructura más sofisticada que la de Glière, pero el talento lírico y melódico es lo que sin duda une a estos dos creadores.

No hay mucho repertorio original para el dúo violín-viola, por lo que en muchos casos habrá que echar mano de arreglos y transcripciones…

En este sentido hemos tenido mucha suerte, porque Iván, además de tocar el violín, domina la viola, lo que por supuesto enriquece el repertorio de nuestro dúo y nos da oportunidad de hacer una programación muy variada. Además de obras de cámara, que se podrán escuchar en nuestro disco, las obras para violín y viola con orquesta cuentan con unas verdaderas obras maestras como el Concierto de Bruch o la Sinfonía Concertante de Mozart. Por cierto, esta última es una de nuestras obras favoritas, y la escogimos para el concierto de nuestro estreno como dúo con la Orquesta Nacional de Rusia esta temporada, la 2017/2018. Con respecto a las transcripciones, también están presentes en el repertorio de nuestro dúo pero tratamos no darle tanta relevancia, lo principal para nosotros es que la música sea interesante, y no es tan importante si se trata de una obra original, o de una transcripción.

La grabación respeta muy bien los armónicos de cada instrumento, es de una calidad sonora muy grande, lo que enriquece una música muy poco usual como los 12 Dúos Op. 49 de Glière…

Resultó genial grabar el disco en la Sala Grande del Conservatorio de Moscú, este lugar impresiona por su acústica, estoy seguro que esta sala es una de las mejores del mundo por sus características sonoras. En cuanto a los 12 Dúos de Glière, lamentablemente, se interpretan con muy poca frecuencia, en general no estoy seguro si hubieran sido grabados anteriormente… Según nuestro punto de vista, Glière compuso una obra interesantísima y creó un mundo melódico único; por lo general, el descubrir para el público obras desconocidas es una parte significativa de nuestra filosofía musical. En nuestros proyectos como solistas cada uno de nosotros presta a esta actividad una atención especial. Así, Ivan grabó para Naxos los Conciertos ns. 5 y 6 de Paganini, que se interpretan con poca frecuencia, mientras yo (habla Mikhail) presento esta temporada una programación para violín y piano formada por las obras de Medtner y Roslavets, compositores rusos de la primera mitad del siglo XX.

¿Qué desarrollo en conciertos va a tener este disco?

Tenemos previstos los conciertos  y presentaciones en varias ciudades, entre ellas en Berlín, Moscú, Munich y muchas otras. También tenemos programada una gira por Rusia. Y por supuesto, queremos presentar esta programación al público español. Por cierto, la programación del disco se traduce con facilidad y de una manera completa en el formato de un concierto en dos partes: en la primera, las obras de Mozart y Haydn para violín y viola y, en la segunda, las de Glière y Prokofiev, éstas para dos violines.

Son rusos pero también españoles… ¿Cómo llegó su familia a España?

Todo comenzó en 1999 cuando nuestros padres tomaron la decisión de trasladarse a  Madrid. Toda nuestra familia se dedica a la música: nuestra madre es profesora de violín y nuestro padre es luthier, construye violines, violas y cellos en su taller. El clima de aquí es ideal para su trabajo, puesto que aquí tenemos sol prácticamente todo el año. Hay otros acontecimientos importantes de nuestra carrera musical ligados a España: ambos hemos estudiado en la Escuela Superior de Música Reina Sofía. Un lugar especial ocupa en la vida de Mikhail el Premio “Pablo Sarasate” que ganó en 2008 y lo que le dio oportunidad de tocar el famoso violín Stradivari “ex-Boissier”, que en su día había pertenecido al maestro Sarasate y que se conserva actualmente en el Conservatorio Superior de Música de Madrid. Como nuestros padres viven en Madrid, aprovechamos cualquier ocasión para venir aquí. A todos nosotros nos encanta España.

http://melody.su/en/catalog/classic/37599/

Por Lucas Quirós 

Foto: Los hermanos Pochekin, dúo violín y viola, en este “enfrentamiento” musical.
Crédito: Evgeny Evtyukhov 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0781748 s