Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Francisco Valero-Terribas

Francisco Valero-Terribas
Publicado: Febrero 2018
Recuerdos de un director

Tras una alabada Traviata y numerosos conciertos en España y Sudamérica, el director de orquesta Francisco Valero-Terribas ha cerrado un pletórico 2017, que se prolonga con un 2018 igualmente prometedor. Con él hemos hablado sobre un año triunfal y sobre los nuevos proyectos en este nuevo ciclo.

Ha cerrado un año 2017 con numerosas actuaciones en España y presencia en el extranjero. ¿Qué podríamos destacar?

Efectivamente, ha sido un año con actuaciones muy especiales. Comenzó con una producción muy personal de La Traviata en el Palau de la Música de Valencia, que tuvo una gran repercusión e impacto y que tuvimos que reponer en dos ocasiones. Además, guardo un especial recuerdo de los conciertos con la Orquesta Sinfónica de RTVE, rescatando una bellísima Segunda Sinfonía de Bizet, la Gala Lírica con el Centre de Perfeccionament “Plácido Domingo” del Palau de les Arts y la Orquesta de Valencia, el Requiem de Mozart con la Orquesta de Extremadura, el proyecto de Stravinsky, con los excelentes solistas de la Orquestra Simfònica de les Illes Balears y los conciertos en Oporto, Rio de Janeiro y Sao Paulo.

Siendo una de las óperas más representadas de la historia, ¿qué tuvo de personal esta producción de La Traviata?

La Traviata que presentamos en Valencia ha tenido más de 4.000 espectadores, de los que una gran parte no es habitual en las salas de conciertos. Aunque el estreno fue en el Palau de la Música, las dos reposiciones han sido en “Espai Rambleta”, que tiene un sello y un público muy diferente. En cualquier caso, cuando elaboras una interpretación de primer nivel y consigues emocionar, tanto al melómano conocedor de las mejores producciones internacionales como al neófito que descubre el mundo de la ópera, es muy satisfactorio a todos los niveles. La ópera, con calidad y honestidad, emociona y mueve masas.

Su presentación en Brasil ha constituido, cómo se suele decir, un éxito de crítica y público…

La acogida fue magnífica, tanto por parte de los músicos como del público. Tuve un concierto de temporada en Rio de Janeiro con la Orquestra Petrobras Sinfônica. Es una orquesta excelente con una gran plantilla, que constituye un referente en toda Latinoamérica. Propuse una primera parte con música española, que tuvo una gran acogida por parte del público y que particularmente me hacía mucha ilusión presentar. En la segunda parte interpretamos la Sinfonía n. 2 de Sibelius y quedé sorprendido por la calidad y ductilidad de los profesores, que estuvieron a un nivel envidiable en una preciosa y enorme sala de conciertos. Posteriormente, en Sao Paulo, dirigí en la Sala de Conciertos del Museo de Arte a la Sinfônica Heliópolis. Se trata de una orquesta basada en “El Sistema”, con unas particularidades e idiosincrasia muy diferente al trabajo que se desarrolla en Venezuela, lo que le ofrece un sello brasileiro verdaderamente interesante, que ya es reconocido en Europa.

Situarse al frente de una orquesta, como la Sinfónica Heliópolis, cuyo podio y proyecto está regido por nombres como Zubin Mehta o Isaac Karabtchevsky, debe ser un reto importante…

Sí, desde luego. Es un reto y un aliciente a la vez dirigir una orquesta que tiene estos referentes. La Orquesta Sinfónica Heliópolis es el máximo exponente de un proyecto social y formativo que tuve la oportunidad de conocer de primera mano y que me dejó tremendamente impactado por su envergadura, proyección y sensibilidad social. Está gestionada por el Instituto Baccarelli, una institución que realiza una labor extraordinaria con una gestión impecable. Es increíble el trabajo que desarrolla y la calidad artística de sus miembros, músicos que ocuparán los primeros atriles de las mejores orquestas de todo el mundo en breve. Es muy satisfactorio encontrar jóvenes con esa vocación e interés en nuestro mundo actual tan desprovisto de valores. Hicimos una Quinta Sinfonía de Prokofiev realmente espectacular.

Y sobre los proyectos y actuaciones para 2018…

Pues se presenta con muchos proyectos, nuevas invitaciones y con muchísimo repertorio sobre el atril. Las formaciones de las que soy responsable artístico tienen una temporada ambiciosa y tanto la Orquesta de Cámara Eutherpe en Valencia, como la Joven Orquesta Leonesa, van a disponer de grandes ciclos con solistas de primer nivel. El curso para pianistas y directores y la propia Fundación Eutherpe en León están de aniversario y hemos de darle el trato distinguido que merecen. También tengo compromisos para regresar a Sudamérica y nuevas invitaciones en España. Además de ópera, ballet y oratorio, que junto al repertorio sinfónico me van a ocupar durante gran parte del 2018.

http://valeroterribas.com/

Por Blanca Gallego 

Foto: El director Francisco Valero-Terribas hace balance de un espectacular 2017.


Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0156163 s