Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Barcelona Clarinet Players

Barcelona Clarinet Players
Publicado: Diciembre 2017
Vientos homogéneos

Un minucioso trabajo camerístico y una cuidada y enérgica puesta definen a este cuarteto de clarinetes, que acaban de publicar su CD Czernowitzer Skizzen, en el sello Orpheus Classical.

¿Cómo surgió Barcelona Clarinet Players?

El grupo nace en el seno de la Banda Municipal de Barcelona,  con el propósito de potenciar el mundo de la música de cámara para nuestro instrumento, además de propiciar un enriquecimiento personal y profesional.

¿Cómo es el repertorio para un cuarteto de clarinetes?

Aunque hay obras para esta formación, al no ser un conjunto muy común, el repertorio no es extenso. Aún así, una de las premisas para crear el grupo era que queríamos un repertorio nuevo que se adaptara a nuestra forma de entender la música. De esta manera, prácticamente la totalidad de obras que interpretamos están compuestas expresamente por encargo nuestro.

Os definís como un grupo en el que la fusión y la innovación son elementos importantes. ¿Cómo hacéis que estos conceptos estén presentes en vuestros conciertos?

Intentamos, siempre que sea posible, interacturar con otras disciplinas artísticas. En nuestros proyectos hemos tenido la oportunidad de trabajar con el poeta Arnau Pons (Premio Nacional de Traducción 2015), la pintora Marina Comas, la coreógrafa y bailarina Sol Picó (Premio Nacional de Danza 2016) y el reconocido internacionalmente Clown Leandre.

Vuestro segundo CD, tras “Toma café”, con obras de Iturralde, está dedicado a la obra Czernowitzer Skizzen, del compositor austriaco Alexander Kukelka, ¿qué os atrajo de esta música y por qué decidisteis grabarla?

De esta obra nos atrajo su belleza y su estructura interna, que mantiene la tensión del primer al último movimiento. Además, es una pieza muy idiomática y muy bien instrumentada, donde todos los clarinetes son protagonistas. Decidimos realizar la grabación a raíz de las reiteradas peticiones del público que escuchaba alguno de los movimientos interpretados en concierto, y que nos pedían si la teníamos en disco, por ello decidimos grabarla.

¿Qué aporta Barcelona Clarinet Players a Czernowitzer Skizzen?

Esta es la segunda versión que se puede encontrar en el mercado, y difiere de la existente en que hemos hecho una interpretación mucho más íntima y recogida, más reflexiva, gracias al interés que nos despertó la historia de la ciudad de Czernowitz.

Habéis trabajado mucho con compositores españoles contemporáneos, ¿por qué creéis que el clarinete resulta un instrumento tan atractivo para los nuevos compositores?

El clarinete es un instrumento que permite multitud de sonoridades, es muy flexible y está presente en estilos de música muy diversos. Algunos compositores han mostrado un gran interés por la homogeneidad sonora del grupo, otros se entusiasman explorando sus posibilidades, otros buscan su pulcritud de sonido, etc. Cada compositor que nos ha escrito, ha encontrado una sonoridad particular al grupo, cosa de la que estamos especialmente orgullosos.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Esta temporada hemos estrenado dos obras para cuarteto y banda sinfónica, The Musketeers de Óscar Navarro con la Banda Municipal de Palma de Mallorca y Juan Miguel Romero como director; y Kelarnit de José Rafael Pascual Vilaplana, con la Banda Municipal de Bilbao y el propio compositor a la dirección. Se trata de un proyecto ambicioso que consta de tres obras más compuestas por Salvador Brotons, Luis Serrano y Jesús Santandreu. Está planeada su grabación para el 2019 con la North Texas Wind Symphony y su director Eugene Corporon. Además, hemos grabado un disco con obras de Magrané, Guix, Vivancos, García-Tomás y Castellarnau, que se está editando y saldrá el próximo año con el sello Seed Music. En paralelo, tenemos tres proyectos más, que se diferencian de los anteriores por su formación y estética. El primero es un monográfico con obras de Enric Palomar, y que cuenta con la colaboración del cantaor Pere Martínez. El segundo, Black Pool Suite, es una composición jazzística de Joan Vidal y que contará con el propio compositor a la batería y con Marco Mezquida al piano. Y el tercero son conciertos educativos, desde el exitoso Planeta Clarinet, producido por L’Auditori de Barcelona, hasta Clarinens y El viaje de Till, diseñados por el propio grupo.

Durante un siglo y medio, hasta 1918, la ciudad de Czernowitz fue un lugar sin igual en Europa: un ejemplo de multiculturalidad, de diversidad y de convivencia. El compositor austríaco Alexander Kukelka lo retrató en Czernowitzer Skizzen, una composición con una marcada influencia de la música judía y con reminiscencias de compositores como Brahms, Kodály, Bartók o Stravinsky, que forma el segundo CD de Barcelona Clarinet Players grabado con Orpheus Classical.

por Blanca Gallego

https://www.bcnclarinetplayers.com/

Foto: El Ensemble Barcelona Clarinet Players.
Crédito: © Ricardo Rios / Visual Art 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0156038 s