Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Sira Hernández

Sira Hernández
Publicado: Julio-Agosto 2017
Un nuevo Padre Soler al piano


Sira Hernández, pianista de carrera consolidada, es dueña de una voz característica, desarrollada con rigurosos criterios de calidad y valentía interpretativa. La intérprete presenta su nuevo CD, en el que interpreta 12 Sonatas del Padre Soler, en transcripción de Joaquim Nin i Castellanos. Este inusual programa refleja el espíritu inquisitivo de la pianista, su afán de búsqueda, análisis e interpretación de nuevos repertorios. Sira Hernández busca y logra con su interpretación en este disco, resaltar aquellos “acentos de un sentimiento casi romántico alternando con aspectos picarescos llenos de malicia, donde el elegante dibujo se opone a los rasgos populares”, palabras del propio Joaquín Nin Castellanos sobre Soler.

 “Descubrí las Sonatas del Padre Antoni Soler hace años -nos cuenta la pianista-, cuando ya había terminado mis estudios musicales en Italia. En Turín trabajé en profundidad las Sonatas de Domenico Scarlatti, que me entusiasmaban. Estas sonatas de D. Scarlatti, muchas grabadas por Arturo Benedetti Michelangeli (a cuya escuela pertenecía mi maestro en el Conservatorio de Turín) con unos niveles realmente sublimes, extraordinarios, son auténticas joyas de la interpretación pianística. Mi fascinación por D. Scarlatti hizo que lo incorporase a mi repertorio y grabara mi primer CD con alguna de estas sonatas”.

Sira Hernández interpreta en sus programas de concierto asiduamente música de Bach, Rameau y Scarlatti, entre otros. ¿Es al volver a España cuando se topa con el Padre Soler?

Sí, en Italia no se estudia demasiado repertorio español, por supuesto no éste, casi desconocido incluso para los españoles. El descubrimiento de las sonatas del P.  Soler fue todo un regalo para mí, casi una revelación. Esta música la entendí y la amé inmediatamente. Con el tiempo surgió de manera natural la idea de grabar las Sonatas que presento ahora, con el deseo y la voluntad de mantenerlas vivas, ofreciendo una nueva versión. Es para mí un placer y un deber darlas a conocer cada vez más.

No ha elegido una transcripción cualquiera…

No, es una decisión muy meditada. La elección de la transcripción que hace Joaquim Nin cuando las publica en París, en 1925, en la editorial Max Eschig, no es casual. Aparte de querer ser un homenaje al gran musicólogo, responde también a mi adhesión a su concepto de la interpretación, no solo por lo que se refiere a la elección del instrumento (es conocida su disputa con la clavecinista Wanda Landowska sobre este tema), que en este caso es un piano y no un clave, sino también por las pautas que Nin utiliza, de una cierta libertad en la interpretación inherente a la expresión musical, que debe ser siempre viva, con ese punto de espontaneidad que creo indispensable, dentro de la fidelidad y el rigor a la música escrita. La elección que hace Nin Castellanos me parece totalmente vigente y necesaria para mantener vivo el interés en la obra de este gran compositor, que debería ser imprescindible y un referente de la música en nuestro país y más allá de nuestras fronteras.

Explica Joaquín Nin Castellanos, en la edición que Hernández ha usado para el estudio de estas sonatas, sobre las mismas:

“[...] Todo y hablar italiano, como muchos de sus contemporáneos europeos, el Padre Soler conserva bastante acento español como para que quienes conozcan las dos lenguas eviten el lamentable error de confundir lo que es debido a la influencia italiana con lo que pertenece, por derecho propio, al monje español; esto por lo que concierne a la colección de Londres, de donde hemos extraído las cuatro primeras sonatas de nuestra propia colección.

Seis de las otras sonatas que publicamos han sido tomadas de una colección de doce, manuscrito que nos ha ofrecido generosamente Henri Prunières, director de la Revue Musicale de París. Esta colección, que llamamos “de París”, tiene para nosotros una doble importancia; primero en razón de su contenido y después a causa de su título, pues este es el texto exacto: XII Toccate per cembalo composte dal Padre Antonio Soler discepolo de Domenico Scarlati [...]”.

Por Blanca Gutiérrez

www.sirahernandez.com

Foto: La pianista Sira Hernández ha grabado 12 Sonatas del Padre Soler, en transcripción de Joaquim Nin i Castellanos.

 

 

 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0156018 s