Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Con nombre propio

Información disponible en la nueva WEB

www.ritmo.es

 

Un punto de encuentro con las actividades de
artistas y gestores musicales

Gran Teatre del Liceu

Gran Teatre del Liceu
Publicado: Junio 2017
Conmemoraciones programadas por los 20 años de la reapertura


Christina Scheppelmann: “Los nombres nacionales son uno de los pilares del Liceu”
 

La directora artística del Gran Teatre del Liceu, Christina Scheppelmann, nos recibe amablemente. Mientras saboreamos un café, nos adelanta las novedades de la nueva temporada 2017/18, recién presentada, programación que se integra en los actos de conmemoración de la reapertura del Liceu, cuyo 20 aniversario culmina en 2019.

Una programación marcada por los grandes títulos del repertorio y los primeros nombres de la lírica. Un Liceu de grandes voces y que apuesta por los nuevos cantantes nacionales e internacionales, lenguajes clásicos intercalados con nuevas tecnologías e innovación sobre el escenario y con grandes equipos de dirección de escena y musicales. En el marco del 20 aniversario de la reapertura del Teatro, Scheppelmann tiene un objetivo claro: mantener la alta calidad, ejemplaridad y referencia internacional que definen el proyecto artístico del Teatro.

Enhorabuena por la temporada que acaban de presentar. ¿Está satisfecha con el resultado?

Absolutamente. Presentar una temporada es algo muy emocionante. Implica desvelar el resultado de mucho tiempo de trabajo. Se trata de un largo proceso de coordinación de criterios artísticos, calendarios y disponibilidades para que el conjunto de títulos y nombres sea lo más interesante y de la más alta calidad posible, pensando siempre en el público liceísta, nuestro exigente destinatario. Y creo sinceramente que lo hemos conseguido. 

Si tuviera que definirla en pocas palabras…

La nueva temporada destaca por grandes títulos del repertorio y primerísimos nombres de la lírica, y también por descubrimientos, cantantes de joven trayectoria que empiezan a brillar en sus carreras, tanto nacionales como internacionales, nuevas caras para el público del Liceu por las que apostamos claramente y que nuestro público debe conocer. 

¿Destaca algún momento en concreto?

Uno de los momentos cumbres de la temporada será, sin duda, el esperado debut de Jonas Kaufmann en una producción en el Liceu, nada más y nada menos que en el Andrea Chénier de David McVicar, que ha sido creada especialmente para él. Será bajo la batuta de Pinchas Steinberg y la producción de la Royal Opera House. Además, Kaufmann vendrá al Liceu parea este Chénier en marzo de 2018 con unos compañeros de brillante nivel, la soprano Sondra Radvanovsky y el barítono Carlos Álvarez. 

Y no serán las únicas estrellas de una temporada marcada por las grandes voces…

Se nos presenta una temporada repleta de voces de primer nivel, como las de Iréne Theorin, Piotr Beczala, Stefan Vinke, Fabio Santori, Dolora Zajik, Markus Werba, Gregory Kunde, Ludmila Monastyrska, Jorge de León, Ildar Abdrazakov, Dmitri Hvorostovsky, Sabina Puértolas, Lawrence Brownlee, Clementine Margaine, Michael Spyres..., todos ellos cantantes admirados por nuestro público. 

¿Qué veremos en la gran noche del año, la inauguración en octubre?

El 7 de octubre será la noche de Verdi y Boussard, el director de escena francés que nos brinda esta producción de Un ballo in maschera con el espectacular vestuario de Christian Lacroix y la excepcional dirección musical de uno de los maestros referentes a nivel internacional, Renato Palumbo. Veremos un elegante juego de seducción y traición que unirá sobre el escenario del Gran Teatre dos repartos de gran nivel con Piotr Beczala, Fabio Santori, Dmitri Hvorostovsky, Giovanni Meoni, Ekaterina Metlova, Maria José Siri, Dolora Zajik, Patricia Bardon y Elena Sancho Pereg, entre otros. 

Otra gran noticia de la temporada serán las coproducciones…

En efecto, es un gran momento para las relaciones internacionales. Cada vez los teatros trabajan más en colaboración con otros teatros, lo cual enriquece en nuestro caso tanto al Liceu como a su público. Estas relaciones se verán reflejadas la próxima temporada con tres coproducciones: Roméo et Juliette, dirigido por Stefan Lawless y ambientada durante la Guerra Civil Norteamericana; Manon Lescaut, firmada por Davide Livermore, que presenta su trabajo por primera vez en nuestro escenario; y Demon, título ruso de pleno romántico fin de siglo XIX de Anton Rubinstein, prácticamente “redescubierto” por el director de escena Dmitry Bertman y que nunca se ha visto en el Liceu. 

Precisamente este Demon es una producción que lidera el Liceu. ¿En qué medida les afecta?

Es todo un reto que empezó hace algo más de un año, desde que hablé con el director de escena Dmitry Bertman de la idea que llevará a escena bajo la batuta de Mikhail Tatarnikov y las voces de Dmitri Hvorostovsky y Asmik Grigorian. Este proyecto implica coordinar y albergar un largo proceso de creación por parte del equipo de producción y los coproductores, de reuniones y tomas de decisiones junto al Helikon Opera de Moscú, Staatstheater Nürnberg y Opéra National Bourdeaux. Liderar el proceso significa coordinar y concretar los detalles de la producción, vestuario, escenografía. Una producción que dará mucho que hablar... 

¿Por qué?

Será muy impactante a nivel visual. Un gran cilindro se plantará en el escenario liceísta y, tras él, una gran esfera albergará un proyector, que la convertirá en un elemento muy versátil y dará al montaje una espectacular sensación de profundidad. 

¿Qué otros motivos nos da para acercarnos al Liceu la próxima temporada?

Para empezar, Il viaggio a Reims que nos dará la bienvenida después de vacaciones. Un dramma giocoso dirigido por Emilio Sagi con el que estrenaremos una nueva experiencia “studio”, que mezclará en los repartos grandes cantantes líricos con jóvenes profesionales y promesas del canto. Esto da gran calidad y energía a las funciones y una experiencia importante para los jóvenes profesionales. Otro momento imperdible será el Poliuto de Donizetti en versión concierto y con tres de las mejores voces del panorama actual, Gregory Kunde, Sondra Radvanovsky y Luca Salsi. Y otro Donizetti cerrará la temporada, La Favorite, en su versión original en francés y con figuras de la talla de las excelentes mezzosopranos Clementine Margaine y Ksenia Dudnikova y los tenores de gran calidad, expertos belcantistas, como Michael Spyres y Stephen Costello. 

Será también un gran año para la danza…

Sin duda. Esta temporada contaremos con la presencia de tres ballets de fama internacional. Tres títulos que muestran la comunión entre las artes; el salto de la literatura a la música y la danza da como fruto obras maravillosas, como el Roméo et Juliette del Ballet de Ginebra, la Anna Karenina de Boris Eifman y el Songe, basado en Sueño de una noche de verano de Shakespeare y coreografía de J.C. Maillot y Les Ballets de Monte-Carlo. 

También será una temporada de grandes batutas…

Será una temporada donde confluirá una nueva generación de maestros con Giacomo Sagripanti, Ramón Tebar y Speranza Scapucci (todos por primera vez en el Liceu), que se intercalarán con maestros de referencia internacional como William Christie, que dirigirá por primera vez en el Liceu. Renato Palumbo, Daniele Callegari, Pinchas Steinberg, Mikhail Tatarnikov y Patrick Summers también son muy reconocidos maestros que trabajarán con la Orquesta y el Coro del Teatro, en la línea de mejora y de logro de la excelencia musical que lidera el maestro Josep Pons, director musical del Liceu, que dirigirá las óperas Tristan und Isolde y Roméo et Juliette durante la nueva temporada 2017/18. 

Y Pons también estará al frente de varios conciertos…

Efectivamente, el maestro nos traerá tres conciertos sinfónicos protagonizados por Johannes Brahms y Richard Strauss. Y otros directores musicales de excepcional nivel visitarán también el Liceu esta temporada, como Jordi Savall o Jean-Christophe Spinosi, que será el encargado de celebrar en el Liceu el 450 aniversario de Monteverdi con L’incoronazione di Poppea en concierto. Sin duda un gran año para el Barroco, que también nos brinda el Ariodante dirigido por William Christie. 

Este año también vemos una importante presencia nacional en la programación…

Los nombres nacionales son uno de los pilares del Liceu. Esta temporada el director de escena Àlex Ollé de La Fura dels Baus repite en la programación del coliseo con un Wagner como Tristan und Isolde. El reparto es excelente, Iréne Theorin y Stefan Vinke, dos indiscutibles referentes wagnerianos como Brünnhilde y Siegfried. Además, recuperamos uno de los montajes más exitosos, L’elisir d’amore de Mario Gas, una adorable historia de amor ligera, cómica y romántica ambientada en esta producción en la Roma fascista, con el entrañable recuerdo del cine neoclásico. Jessica Pratt, Pavol Breslik y Roberto de Candia encabezan un reparto perfecto bajo la batuta del español Ramón Tebar, que debuta en el Liceu. Las Ensaladas de Jordi Savall con Le Concert des Nations, el recital de los 25 años del debut de Josep Bros y el Cuento de Navidad de Charles Dickens con música de Albert Guinovart y la historia contada a través de dibujos de arena. 

Sin embargo, no todo serán óperas y conciertos sobre el escenario del Liceu…

Exacto, un teatro del siglo XXI tiene que ser mucho más que los espectáculos o los artistas sobre su escenario principal, por eso, en esta nueva temporada presentamos nuevos espectáculos del Petit Liceu con el deseo de hacer llegar la ópera a los más pequeños y ponemos en relieve la presencia de nuestro proyecto social, que cada vez está más imbricado con toda nuestra programación y con el personal del Teatre. 

Y con nuevos escenarios como el Foyer, ¿no es así?

No podemos estar más contentos con el éxito en la primera experiencia del ciclo Off Liceu – Diálogos musicales en el Foyer. Hemos logrado un 91% de ocupación y eso corrobora la necesidad de dar continuidad a un proyecto que da voz a la creación musical llegada de todo el país y con un amplio abanico estilístico, acercando la música del siglo XXI al público y demostrando su variedad. Hemos cumplido las expectativas de formato y concepto que se habían planteado y hemos superado con creces la asistencia y la entusiasta respuesta del público. 

¿Un Off Liceu que supone un paso más hacia el Liceu de Todos?

Propuestas como Off Liceu demuestran que la ópera y el Liceu no son elitistas. Estas propuestas alternativas a la cartelera principal, la mejora en la accesibilidad, la apertura a nuevos públicos y un constante trabajo en la política de precios nos acercan cada vez más a este lema que tan bien nos define: la ópera, la música, la emoción es para todos, el Liceu de Todos. 

https://www.liceubarcelona.cat/es# 

Por Gonzalo Pérez Chamorro

Foto: Christina Scheppelmann, directora artística del Gran Teatre del Liceu.
Acred: Christian Machío

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0156263 s