TIENDA DE DISCOS
MÚSICA DIRECTA
Tienda de Música Clásica
en Internet

Tienda de discos
Tienda Digital
Info y Garantía
Sello Verisign
Contacto

pedidos@musicadirecta.es
Tlf. 913588814
Fax 913588914
MUSICA DIRECTA
Isabel Colbrand, 10
28050 MADRID


Música Directa
Servicio de venta
a distancia de
Polo Digital Multimedia S.L.
Isabel Colbrand, 10 (of. 87)
28050 MADRID
CIF. B80979537
Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Música Directa >> Info y garantía >> Sobre el catálogo Naxos
Acerca del catálogo NAXOS
www.naxos.com

Acerca del catálogo NAXOS
 
NAXOS es un sello discográfico, con gran número de servicios digitales en Internet, construido sobre una filosofía no sólo muy propia sino a contracorriente de los parámetros que definen el concepto de catálogo en las grandes marcas del mercado.
 
Esa filosofía se asienta sobre cuatro firmes patas que calzan la gran mesa del banquete musical. La primera valora por encima de todo la Música: primero, la música, luego lo demás, aunque ese "lo demás" deba de ser cuidadosamente tratado. ¿Qué significan ambas cosas, es decir "lo demás", y "cuidadosamente tratado"? Hablamos del intérprete y de la exposición del producto. La música, bien lo sabemos en Naxos, es para ser escuchada, y por eso sin transmisor no hay nada que hacer. Y si, además, esa transmisión no se realiza mediante un soporte técnico adecuado, la posibilidad de entregar un producto tramposo es muy grande.

De manera que el primer principio de la filosofía Naxos, el más importante, el que determina la totalidad del proceso posterior es, así, con mayúsculas y subrayado en lápiz rojo, LA MÚSICA, o sea, el repertorio. La segunda pata de la mesa es el principal elemento transmisor, o sea, el intérprete, pero siempre éste un concepto a adecuar a cada música, a cada estilo, a cada época, a cada caso... Una vez cerrado el binomio repertorio-intérprete, hay que considerar la tercera pata, o sea, una buena prestación técnica, una buena grabación Y en ese aspecto la claridad de ideas en Naxos ha sido paradigmática desde el momento de su fundación: ni una sola grabación que no fuera digital cien por cien, el famoso DDD que ahora se ve como algo natural pero que hace 29 años era manjar para sólo exquisitos paladares. ¿Cuál sería la cuarta pata? ¿qué faltaría entonces para que nuestra mesa adquiriera el necesario perfecto equilibrio? Pues entregar todo ello al consumidor de manera honesta y razonable, es decir a un precio asumible, frente a la inmensa oferta multinacional, tan huida hacia delante en ese asunto crucial para el comprador. Conclusión: lo que Naxos ha ofrecido y sigue ofreciendo en su catálogo de novedades desde el primer día no es más que la oportunidad de poder disfrutar de la gran música, de toda la gran música y no sólo de la parte que reiterativamente ofrece el mercado, bajo una prestación interpretativa de altura, en excelentes condiciones técnicas y al más razonable de los precios.
 
Y permítanos que se lo digamos: imposible presentar ante ustedes, aquí y ahora, un catálogo tan grande, completo e integral como el que ha alcanzado Naxos, sin enorgullecernos por un tipo de trabajo que es razón de ser en nuestro sello: el realizado día a día, constante y pacientemente, para ver nacer novedad a novedad en una imponente creación de repertorio que atraviesa la historia de la música desde el Canto Gregoriano hasta las últimas creaciones de vanguardia, pasando por los maestros del Ars Antiqua y el Ars Nova, los polifonistas del XVI, la ópera en sentido amplio ,es decir desde los barrocos italiano, francés, inglés,etc. hasta Mozart, Gluck, Beethoven, los belcantistas, Verdi, Wagner, Richard Strauss, Puccini,los veristas, etc.; el piano, el poema sinfónico y el Lied románticos, las primeras corrientes del siglo XX, Stravinsky, los nacionalistas, etc.etc.
 
El banquete está servido; la mesa, repleta de todo tipo de viandas musicales. Y nuestra vocación de catálogo hecho de novedades constantes y regulares en progreso y crecimiento. Ése es nuestro día a día, y así se lo hemos ido entregando a ustedes a lo largo de los últimos años.
     
Naxos, 309 años de trabajo paciente y artesanal, con visión de futuro
 
Podemos afirmar que a partir del nacimiento de NAXOS en 1987 la industria discográfica ha tenido que redefinir todos sus esquemas comerciales y artísticos para la música clásica. Las estrategias innovadoras de repertorio -con nuevos valores que a lo largo de estos años se han consolidado- , la cualificación técnica de sus registros, su agresiva política de precios y los sistemas de financiación y distribución de sus discos a nivel mundial han permitido a Naxos ser actualmente uno de los sellos de música clásica más admirados y solicitados por los aficionados de todo el planeta, marcando distancias como sello líder para la competencia.
 
Los inicios como editor fonográfico de Klaus Heymann fueron las grabaciones que realizó con su mujer Takako Nishizaki. Una de las primeras grabaciones fue el Concierto de los amantes de la mariposa, que vendió cientos de miles de copias en Asia. Dicho éxito, obligó a Heymann a crear su primer sello discográfico “HK”, que se dedicó fundamentalmente a la música sinfónica china. El éxito continuó y, con él, el deseo de grabar repertorio occidental. Nació así el sello Marco Polo, dedicado a obras sinfónicas no frecuentes de los siglos XIX,  XX y XXI.
 
Cuando los costes de fabricación de los discos compactos cayeron en 1986, Klaus Heymann vislumbró la oportunidad de ofrecer discos compactos a precios económicos, bajo la idea de que el aficionado pudiese adquirir los nuevos CDs. al mismo precio que los antiguos LPs. Y, bajo esa idea, nació Naxos. Sus primeros lanzamientos fueron un gran éxito, y el nuevo sello independiente comenzó a construir su catálogo grabando repertorio clásico popular con buenos artistas jóvenes y casi siempre desconocidos. Poco a poco el nombre de Naxos comenzó a resonar en todos los mercados de la música clásica y a ser un serio competidor de las grandes marcas; se estaba convirtiendo en una compañía importante dentro de la música clásica, que ofrecía, por primera vez en el nuevo mercado del CD, un amplio repertorio sin obras duplicadas y a precios razonables. Siempre se decía- y se sigue diciendo-  que por el precio de un disco de series caras Naxos te ofrece la posibilidad de comprar 2 de entre sus más de 7.000 títulos.
 
Los CDs de Naxos continúan hoy vendiéndose a un precio similar al de sus orígenes. Ello es posible gracias a que se controlan férreamente los costes de edición, producción, distribución y publicidad. Los beneficios se reinvierten en nuevas grabaciones de nuevas músicas, de repertorios cada vez más alternativos o también obras por descubrir de los grandes compositores. Las grabaciones de Naxos incluyen ciclos completos como la Obra para piano de Chopin o los Cuartetos de Haydn, o en música española la Obra de Rodrigo. Pero la etiqueta también se ha aventurado con rarezas y música contemporánea, incluyendo grabaciones de, por ejemplo, Luciano Berio, Henri Dutilleux, Hans Werner Henze, Witold Lutroslawski o Krzysztof Penderecki, entre muchos otros.
 
Naxos también es muy activo en el negocio de DVD y ahora distribuye Accentus, Arthaus, ICA, Accentus, Opus Arte, Nupen,  Capriccio, BelAir .. entre otros muchos, por todo el mundo.
 
En los nuevos formatos DVDAudio y SuperAudioCD, Naxos también está presente con un catálogo creciente de nuevas producciones y  manteniendo su línea de precios razonables.

Naxos está muy comprometido en el desarrollo educativo produciendo colecciones dirigidas a nuevas audiencias y canales multimedia para difundir este fascinante mundo de la música clásica.
 
En el mencionado campo multimedia Naxos ya ofrece diversas plataformas de información y distribución digital para la música clásica, como son:
 
NAXOS AUDIO BOOKS. Reconocida etiqueta que incorpora las grabaciones de Naxos en lecturas de literatura clásica, así como producciones de historia de la música en “audio-libros”.
 
NAXOS BOOKS. Una nueva línea de producción de libros sobre la música clásica.
 
NAXOS.COM. La Web oficial de la compañía y que contiene la información de todo el catálogo y sus distribuciones con amplia documentación de sus compositores, obras, intérpretes y críticas, y que permite escuchar extractos de las obras. www.naxos.com
 
NAXOS MUSIC LIBRARY. La gran fonoteca “on line”, que desde su web permite la audición, bajo suscripción y con calidad CD, de Naxos y otros muchos sellos independientes, con más de 220.000 corte musicales de más de 7.000 autores, potentes buscadores, y que está siendo actualmente implantada en las principales universidades y escuelas de música de todo el mundo, por ser la mayor fonoteca “on line”. En España diversas comunidades autónomas ya tienen incorporado el servicio a su sistema educativo. www.naxosmusiclibrary.com
 
NAXOS SPOKEN WORD LIBRARY. La literatura clásica en lecturas en inglés con fondo musical de Naxos están disponibles bajo suscripción en audiciones desde esta página web. Un servicio que se basa en la colección “Naxos Audio Books” que con los mejores actores ingleses ofrece una oportunidad edycativa única para conjugar música y literatura en inglés. www.naxosspokenwordlibrary.com
 
NAXOS RADIO. 60 canales de radio de música clásica en Internet para disfrutar de audiciones bajo suscripción de programas preestablecidos que abarcan todos los estilos musicales y épocas, con los fondos discográficos de Naxos. www.naxosradio.com

NAXOS VIDEO LIBRARY: Ya puede disfgrutar de los mejores vídeo de ópera, ballet, concierto y documentales, con la mejor calidad y bajo el servicio de "Streaming" o visionado "online" desde Internet, www.naxosvideolibrary.com  
Naxos también ha ganado un gran reconocimiento internacional con sus proyectos de enciclopedias sonoras o grandes colecciones, como la serie “American Clásics”, que con ya más de 200 títulos pretende ser el proyecto más extenso de grabaciones de los clásicos americanos.
 
Otro apartado importante que Naxos está tratando con máximo rigor e interés musicológico es la colección de “Grabaciones Históricas”. Un proyecto de rescate y restauración técnica -bajo los mejores sistemas de reconstrucción sonora y fidelidad musical-  de los grandes momentos estelares de la interpretación musical del siglo XX. La serie cubre todos los géneros de la música clásica así como leyendas del jazz y de la música popular de la primera mitad del siglo XX.
 
Otras importantes colecciones dentro de Naxos son “Clásicos japoneses”, “Clásicos españoles”, “Música Antigua”, “La enciclopedia del órgano”, “La colección de la guitarra”, “La ópera”… Y también se puede encontrar en Naxos una importante colección de música del mundo que incluye la música internacional de muy diversas culturas y géneros.
 
Con todas estas realizaciones Naxos se ha convertido en uno de los sellos discográficos de música clásica más importante del mundo, obteniendo habitualmente premios de prestigiosas publicaciones internacionales sobre música y de prestigiosas organizaciones culturales. Muchos de lo discos Naxos tienen premios y nominaciones GRAMMY, Gramophon, Cannes Classical Award, Diapasón d’Or, Penguin Guide…
 
Para resumir en una frase la oferta discográfica de Naxos, podríamos decir que pone a disposición de los amantes de la música la mayor enciclopedia sonora de música clásica, con la mejor calidad de grabaciones e interpretaciones a unos precios incomparables y desde muy distintas plataformas de acceso y distribución.
 
Los secretos de Naxos

El secreto inicial sería la idea originaria de Klaus Heymann: un sello de música clásica para principiantes y aficionados consolidados que cubra todas las épocas y estilos, sin duplicidades de repertorio, en discos CDs. de larga duración, en grabaciones digitales de la misma calidad que las grandes multinacionales y al mejor precio del mercado.

Una parte del éxito de Naxos se debe también atribuir a los muchos productores cualificados, que repartidos por todo el mundo, participan en sus grabaciones.

Otra característica importante es la de que todos los lanzamientos deben tener abundante información en sus libretos y etiquetas, característica aplaudida con frecuencia por los críticos y el público.
 
Sin lugar a dudas el hecho de no duplicar repertorio también ha sido un éxito. Una vez hecha una grabación y confirmada su calidad técnica y artística, pasa a catálogo y no es sustituida por otra.
 
La distribución es otra de las grandes bazas de Naxos. Era imprescindible que el sello tuviese más o menos el mismo precio al por menor en todo el mundo, y que debiera estar extensamente disponible en todos los territorios importantes para la música clásica. En esa línea estableció empresas subsidiarias en los países más importantes y empresas independientes de distribución para mercados medianos y pequeños, cubriendo actualmente cerca de 60 países en los cinco continentes. Cuando un disco Naxos sale como novedad se lanza simultáneamente en todos los territorios y se puede encontrar en las mejores tiendas de discos de los cinco continentes.
 
Todo organizado milimétricamente, Naxos comenzó a ser una máquina de vender discos de música clásica, de grabar y editar, cientos, miles de novedades, produciendo importantes beneficios económicos que se volvían a reinvertir en nuevas grabaciones, que con la ayuda de los consejeros competentes (podríamos decir que los “ojeadores de nuevos valores”) que Naxos tiene por todo el mundo, se encomendaban a nuevos talentos que se iban descubriendo en todos los sectores de la interpretación.
 
Los grandes ciclos musicales es otra de las características de Naxos: la Obra para piano completa de Chopin, La integral de sinfonías o la Obra para orquesta de Mozart, de Haydn, de Schubert, de Beethoven, de Dvorak, de Schumann, de Brahms, de Mahler, de Sibelius, de Nielsen, de Elgar, de Lutoslawski, de Penderecki, de Glazunov y de muchos otros.
En el campo de la música de cámara, Naxos ahora es quizás el sello más importante, independientemente de su precio. Las series de cuartetos de Haydn, de Mozart, de Schubert, de Beethoven y de Dvorak ya están en catálogo, y otros ciclos completos de cámara ya está programados.
 
Una asignatura pendiente en Naxos era el inicio de su serie de ópera. Nada más empezar sus producciones la crítica las aclamó, igualándolas en calidad a las que hacían, con muchos más medios, las grandes compañías multinacionales.
 
Naxos es también activo en el negocio de DVD y ahora distribuye los sellos independientes más importantes como son Arthaus, Opus Arte,  Nupen, ICA, Accentus, Capriccio, Bel Air... por medio de su red comercial mundial.
 
Tras los años se sigue manteniendo los precios iniciales de venta al público más o menos, en todos los países. Se hacen importantes economías de escala, dosificando los niveles de beneficio. Los incrementos de inflación se han ido cubriendo con la bajada de los costes de fabricación de los CDs. y, ha día de hoy, se consigue el objetivo de precio razonable.
Además, Naxos continúa haciendo sus grabaciones de manera muy económica, tal y como lo hacía al principio. No se pierde ningún dinero en costos innecesarios.
 
Los artistas de Naxos no se hacen famosos a través de costosos folletos y anuncios a todo color en la prensa internacional, sino produciendo grabaciones de primera clase que se venden en grandes cantidades en todo el mundo. También, la política de repertorio no duplicado representa un enorme ahorro para Naxos, lo que permite al sello ampliar su catálogo sin absurdas inversiones en unas “no tan diferentes” versiones del mismo repertorio estándar.
 
Sin embargo, los artistas de Naxos han saltado a la fama a través de la calidad de sus grabaciones y la venta y difusión de éstas en el mundo. Así el sello puede ahora mostrar su propio “cartel de estrellas”. Naxos cada vez es más atractivo como marca para los intérpretes y las agrupaciones, pues es el sello del futuro que promete estabilidad,  presencia en el mercado y continuas nuevas grabaciones, cosas que actualmente los grandes sellos ya no pueden garantizar.
 
Nuestro cartel actual de orquestas incluye: BBC Philharmonic Orchestra, BBC Symphony Orchestra, BBC Scottish Symphony Orchestra, Bournemouth Symphony Orchestra, Royal Scottish National Orchestra, Ulster Orchestra, Iceland Symphony Orchestra, Orchestre National de Lill, Orchestre de Paris, Cologne Chamber Orchestra, Munich Radio Orchestra, Swedish Chamber Orchestra, Nashville Symphony Orchestra, Colorado Symphony, San Diego Symphony Orchestra, New Zealand Symphony Orchestra., and the National Symphony Orchestra of Ireland, entre otras muchas.
 
Naxos es una isla griega, el hogar de Ariadna en la ópera de Richard Strausss Ariadna en Naxos”. Por ello el nombre “Naxos” es muy familiar para los aficionados a nuestra música, por lo que también era un buen nombre para el sello.
 
Podemos decir sin lugar a dudas que Naxos ha sido un éxito basado en la buena voluntad de aceptar nuevas ideas en repertorio, poniendo mayor énfasis en la música que en el intérprete, evitado generalmente la práctica común de poner el carro antes del caballo, el intérprete antes que el compositor.
 
En Naxos la música siempre va primero
 
El enfoque de las grabaciones primando  la música sobre el intérprete elimina la duplicación del repertorio. No hay necesidad de producir dos (tres…) sistemas rivales de repertorio estándar con distintos intérpretes como si fuese una competición suicida.
 
La opción del repertorio y de intérpretes es a menudo una cuestión de conocimiento local por parte de los representantes de la compañía en diversas partes del mundo. Esta internacionalización ha tenido el efecto de abrir puertas nuevas, de descubrir nuevos intérpretes, de introducir música de los compositores de reputación local distinguida en un mercado mucho más grande.
 
En esta línea Naxos va de común acuerdo con su etiqueta hermana de precio alto Marco Polo, que ha conseguido una gran reputación al descubrir primeras grabaciones mundiales de los siglos XIX y XX. En esta línea de colaboración se están pasando grabaciones de Marco Polo a Naxos, consiguiendo con ello una mayor difusión y servicio musical de las obras rescatadas y a precio razonables para el público.
 
Las sesiones de grabación
 
Porque cada grabación implica una diversidad de fuerzas, la planificación a largo plazo es un elemento dominante de una operación tan extensa. Los contratos individuales deben ser preparados y negociados; las orquestas, los directores, los solistas y los coros deben encontrar tiempo disponible; se eligen a los productores de alta calidad y a los ingenieros, viajando a menudo de un país a otro, de una lista cuidadosamente seleccionada, y hay una búsqueda constante de las localizaciones de grabaciones y de su acústica para conseguir  la calidad de sonido buscada.
 
El resultado es un rompecabezas logístico muy complicado, en el que todo debe encajar.
Algunos aficionados pueden imaginarse que una sesión de la grabación es algo como un concierto: que los músicos interpretan, escuchan la cinta y, todos satisfechos, sin errores, se van a casa.
 
La realidad no es así. Se establecen sesiones de dos a tres horas, y pocas grabaciones se pueden terminar con menos de doce horas. Por lo menos doce micrófonos se utilizan y la cinta Digital de audio es el medio preferido para la grabación del master.
 
Las sesiones requieren el trabajo y la concentración de cada uno de los implicados. Muchos músicos han comparado el esfuerzo de una grabación con “tres conciertos en una misma tarde”.
 
El corregir
 
Cuando las partes ya están satisfechas con el sonido registrado, se vuelve al productor y al ingeniero para su corrección. De nuevo esto puede ser una operación muy larga: se reexaminan las “tomas”, se observan las preferencias de los músicos y las estructuras del productor, indicando qué partes de cada grabación deben ser incorporadas. Las partes entonces se juntan para crear el “master final”.
 
El sello final de la aprobación
 
Finalmente, cuando el master está terminado, se le remite al artista para su aprobación. No se publica ningún disco de Naxos sin esta aprobación, que permite al artista, si lo estima oportuno, hacer correcciones que se pudiesen haber escapado o, simplemente, por cambios de criterios de la interpretación. Mientras todo esto sucede, en Naxos se están preparando los otros elementos que deben acompañar al disco: los especialistas en el campo escriben notas del álbum para acompañar la música, se escoge la foto de portada, el diseño de la carátula y libretto, biografías, etc.
 
El departamento de arte tiene la tarea de encontrar nuevos y atractivos diseños de la cubierta. Para ello se deben usar grandes colecciones de arte o, con frecuencia, encargar nuevas ilustraciones originales. Las sincronizaciones se deben compaginar, los editores se deben coordinar, las biografías puestas al día… una cantidad enorme de detalles que finalmente sirven para que el disco salga al mercado.
 
Y una vez aprobados todos los elementos del disco, el estudio crea un CD principal para la fábrica y la planta de producción. Finalmente el CD Naxos ya está listo.
 
Naxos ha sido el trabajo paciente y artesanal de Klaus Heymann, elaborado en los últimos 30 años con una gran visión de futuro.
 
 
Klaus Heymann, fundador y presidente de Naxos
 
Naxos es el sueño hecho realidad de Klaus Heymann, empresario alemán, gran amante de la música y que tiene su centro de operaciones en Hong Kong. En tres décadas Heymann ha establecido Naxos como el sello líder de música clásica y educación musical en el mundo.
 
En 1967 Klaus Heymann se estableció en Hong Kong para montar la oficina de un periódico americano, El Semanario de ultramar. Antes de venir a Hong Kong ya había trabajado para el mismo periódico en su ciudad nativa, Francfort, durante cinco años. También trabajó durante un año como encargado de publicidad y promoción del departamento de exportación de la empresa “Braun”. Tras dos años al frente del Semanario de ultramar en Hong Kong, Heymann comenzó su propio negocio, inicialmente una compañía de publicidad de correo directo y, posteriormente, una firma de venta por correo para los miembros de las fuerzas armadas de los Estados Unidos que servían en Vietnam. El catálogo de esta empresa contenía cámaras fotográficas, relojes y equipos de audio, principalmente Bose y cintas Revox.
 
Cuando concluyó la guerra en Vietnam, Heymann se convirtió en el distribuidor para Hong Kong y China de los equipos de sonido Bose y cintas Revox, incorporándose posteriormente la marca de equipos de grabación Studer. Con e fin de incrementar las ventas de Revox y de Bose en Hong Kong, Heymann inició la organización de conciertos de música clásica patrocinados por las dos compañías de alta fidelidad.
 
Klaus Heymann ha sido, desde niño, un gran aficionado a la música clásica (asistió a su primer concierto clásico a los 10 años) y por ello siempre que ha pensado profesionalmente en música lo ha hecho en la clásica. Su conocimiento de repertorio y artistas se podría definir de enciclopédico. Los conciertos que comenzó a organizar en Hong Kong siempre fueron de música clásica. Muchos de los artistas que participaban en dichos conciertos habían hecho grabaciones para varios sellos clásicos, pero cuando visitaban Hong Kong observaban que sus discos no se podían encontrar en las tiendas.
 
Con la experiencia adquirida como distribuidor de equipos de sonido, organizador de conciertos y como aficionado, y habiendo detectado la falta de novedades discográficas en su territorio, Klaus Heymann, además de distribuir los equipos Bose y Revox, comenzó a importar varias etiquetas clásicas, entre ellas Vox-Turnabout, Hungaroton, Supraphon,Opus, entre otros. Sus conciertos en Hong Kong tuvieron un gran éxito y la Hong Kong Philharmonic, orquesta no profesional, nombró a Heymann “presidente del comité de la movilización de fondos” y “director general honorario”. Al año de todo ello, la Hong Kong Philharmonic se había transformado en una orquesta profesional y de prestigio.
 
La vinculación de Klaus Heymann con la Orquesta le permitió conocer a la que hoy es su esposa, la prestigiosa violinista japonesa Takako Nishizaki, que fue el primer violín de la orquesta en su primera temporada. Pasado el primer año en la orquesta Nishizaki y Heymann se casaron, estableciendo oficialmente su residencia en Hong Kong.
 
Estabilizado el mercado de equipos de sonido, profesionalizada la Hon Kong Philharmonic, montada su primera distribuidora discográfica de sellos clásicos, comenzó su proyecto más querido, una empresa discográfica propia, con nuevas y revolucionarias ideas. En 1987 fundó el sello de música clásica NAXOS.
 
Un repaso los principales apartados del catálogo Naxos
 
El Catálogo General
 
Más de 7.500 discos que reúne el sello NAXOS en su catálogo conforman un repertorio que podríamos calificar de integral, un repertorio con vocación enciclopédica, y por ello integrado no sólo por las músicas más importantes de los compositores que han protagonizado y protagonizan la Historia de la Música, sino por las aportaciones genéricas de los mismos en forma de colecciones, o bien dedicadas a un género concreto o a un instrumento, o bien girando alrededor de otro concepto. Es, por consiguiente algo así como un catálogo de catálogos.
 
 Una consulta atenta del mismo nos revela que, sobre un hilo conductor basado en la propia historia, aparecen consignados los momentos claves, representados por los compositores indispensables, pero sin despreciar la música de los compositores que compartieron gloria entonces, y antes de que, injustamente, el tamiz del paso del tiempo los relegara a un segundo plano. Por ejemplo, podemos encontrar, por supuesto y muy ampliamente representado, a Mozart, pero en la lista no se olvida la música orquestal de un Joseph Martin Kraus o un Carl Philipp Emanuel Bach, ni se prescinde de, ponemos por caso, la integral de los Cuartetos de cuerda de Haydn, siempre a la sombra de los que escribió el de Salzburgo. Cuenta con una profusa muestra de la música de Bach, Haendel, Purcell o Vivaldi, pero también de la de un Buxtehude, un Telemann, un Joseph Bodin de Boismortier, un Boccherini, un Carl Ditters von Dittersdorf, un Georg Muffat, un Jacques Hotteterre, un Silvius Leopold Weiss, un Johann Nepomuk Hummel, un Franz Krommer, un Franz Ignaz Beck, un Jiri Antonin Benda o un Leopold Hofmann. Hay Beethoven y Schubert en cantidad, una respetable representación de Weber y Berlioz, mucho Chopin, mucho Mendelssohn y muchísimo Schumann y Liszt, bastante Brahms y Bruckner, un buena cantidad de discos dedicados a César Franck, Saint-Saëns, Dvorak y Grieg; la música rusa fundamental, representada por     Tchaikovsky, Mussorgsky, Glazunov, Balakirev, Glinka, Borodin, Cui, Rismky-Korsakov, Scriabin, Prokofiev, Rachmaninov, Shostakovich, etc.; los impresionistas Debussy y Ravel; Szymanowski y Busoni; Richard Strauss y Mahler; Janácek, Sibelius, Stravinsky; Martinu y Reger; Bridge, Walton y Britten; Villa-Lobos, Poulenc y Messiaen; Schoenberg y Lutoslawski, los grandes de la ópera, por supuesto (Rossini, Puccini, Verdi, Wagner…), todos ellos, en fin, la “creme de la creme” de la creación musical de los dos últimos siglos, pero junto a éstos NAXOS también se acuerda de gentes como Johann Baptist Vanhal, Muzio Clementi, Anton Rubinstein, John Field, Hugo Alfvén, Albert Lorzing, Sigismond Thalberg, Franz Berwald, Emmanuel Chabrier, Joseph Gabriel Rheinberger, Charles Valentin Alkan, Daniel Auber, Johann Kaspar Mertz, Napoleón Coste, Charles Martin Loefler, Giulio Briccialdi, Max Bruch y un largo etcétera.
 
 Ésa es la primera lectura del catálogo. Pero realizada de manera más transversal, en seguida encontramos esa idea de globalidad a la que nos referíamos antes. Dicho de otra manera, buscamos y encontramos al autor y su Obra a través de sus ciclos, como puedan ser los casos de Schubert y su magna integral de Lieder; Weber, Liszt, Chopin, Mendelssohn, Grieg, Brahms y Meesiaen con sus ciclos pianísticos al completo (acaba de inciarse la de Martinu), la mecionada integral de cuartetos de cuerda de Haydn, Dowland con la totalidad de sus obras para laúd o el padre Soler y Domenico Scarlatti con sus copiosos conjuntos sonatísticos, por citar ejemplos muy vistosos. Pero el concepto de serie, de conjunto, viene en ocasiones definido por otro tipo de factor común. Así, se pueden calificar de espectaculares las dedicadas a Compositores Americanos –sin duda única en su género- o la enciclopedia organística diseñada con la más grande música escrita para el instrumento, y que recoge ciclos tan vitales como los de Buxtehude, Rheinberger, Reger y Marcel Dupré. Igualmente nos encontramos con conjuntos que incluyen música coral inglesa, música para cine o la serie construida con los materiales del archivo Milken con obras de autores judíos. Por su trascendencia e interés, dos de esas series merecerán un tratamiento aparte: la Histórica y la conformada con autores españoles. 
 
Podemos afirmar que a partir del nacimiento de NAXOS en 1987 la industria discográfica para la música clásica ha tenido que redefinir todos sus esquemas comerciales y artísticos. Las estrategias innovadoras de repertorio, con nuevos valores, que a lo largo de estos años se han consolidado, la cualificación técnica de sus registros, su agresiva política de precios, los sistemas de financiación y distribución de los discos a nivel mundial, han permitido a Naxos ser actualmente uno de los sellos de música clásica más admirados y solicitados por los aficionados de todo el planeta.
 
El éxito de NAXOS se basa en ciertos secretos que nos gustaría compartir:
 
El secreto inicial sería la idea originaria de Klaus Heymann: un sello de música clásica para principiantes y aficionados consolidados que cubra todas las épocas y estilos, sin duplicidades de repertorio, en discos CDs. de larga duración, en grabaciones digitales de la misma calidad que las grandes multinacionales y al mejor precio del mercado.
Otro secreto es, sin lugar a dudas, sus múltiples productores cualificados que participan en sus grabaciones. Auténticos “ojeadores” del mercado de la música clásica en todo el mundo que descubren nuevos talentos y nuevos repertorios que se van incorporando poco a poco al catálogo.
 
Todos los discos deben tener abundante información en sus libretos y etiquetas, característica aplaudida con frecuencia por los críticos y el público.
 Sin lugar a dudas el hecho de no duplicar repertorio ha sido también un éxito. Una vez hecha una grabación y confirmada su calidad técnica y artística, pasa a catálogo y no es sustituida por otra.
 
La distribución es otra de las grandes bazas de Naxos. Era imprescindible que el sello tuviese más o menos el mismo precio al por menor en todo el mundo, y que debiera estar extensamente disponible en todos los territorios importantes para la música clásica. En esa línea Heymann estableció empresas subsidiarias en los países más importantes y empresas independientes de distribución para mercados medianos y pequeños, cubriendo actualmente más de 60 países en los cinco continentes. Cuando un disco Naxos sale como novedad se lanza simultáneamente en todos los territorios y se puede encontrar en las mejores tiendas de discos de los cinco continentes.
 
Los artistas de Naxos no se hacen famosos a través de costosos folletos y anuncios a todo color en la prensa internacional, sino produciendo grabaciones de primera clase que se venden en grandes cantidades en todo el mundo. También, la política de repertorio no duplicado representa un enorme ahorro para Naxos, permitiendo al sello ampliar su catálogo sin absurdas inversiones en unas “no tan diferentes” versiones del mismo repertorio estándar.
 
Sin embargo, los artistas de Naxos han saltado a la fama a través de la calidad de sus grabaciones y la venta y difusión de éstas a través del mundo. Así el sello puede ahora mostrar su propio “cartel de estrellas”. Naxos cada vez es más atractivo como marca para los intérpretes y las agrupaciones, pues es el sello del futuro que promete estabilidad, presencia en el mercado y continuas nuevas grabaciones, cosas que actualmente los grandes sellos ya no pueden garantizar.
 
Podemos decir sin lugar a dudas que Naxos ha sido un éxito, lleno de pequeños secretos, basado en la buena voluntad de aceptar nuevas ideas en repertorio, poniendo mayor énfasis en la música que en el intérprete, evitando generalmente la práctica común de poner el carro antes del caballo, el intérprete antes que el compositor.
 
La colección de Música Española
 
Naxos ha estado presente en España desde su fundación y su distribuidora, Ferysa, ha realizado una importante labor para conseguir la  presencia masiva de los discos Naxos en las tiendas del país. Como consecuencia de ello Heymannn ha tenido especial interés en crear una serie específica de Compositores españoles, en un mercado de demanda creciente que cada día pide más al sello. Hasta ahora se han publicado un centenar bastante largo de grabaciones con páginas españolas de todos los tiempos, y quizá sea ésa su primera característica a reseñar, pues en la serie se está dando cabida a todos los géneros, estilos y fórmulas, con el único nexo común de ser música del área hispana.
 
       Así, nos encontramos con varias grabaciones dedicadas a las Cantigas de Alfonso X el Sabio, músicas de Juan de Anchieta, Antonio de Cabezón, Luis de Milán, Luys de Narváez o, cómo no, nuestro compositor de esa época  más celebrado, Tomás Luis de Victoria.
 
       Avanzando un poco en el tiempo, son muy vistosos los ciclos en curso protagonizados por la guitarra de Fernando Sor (14 grabaciones ya acabadas y distribuidas) o la recientemente finalizada integral de las Sonatas para clave del Padre Soler, 12 volúmenes de maravillosa música.
 
       Pero no es en Sor donde finaliza el esfuerzo que el sello realiza para dar a conocer el extenso respertorio guitarrístico hispano.Autores como Francisco Tárrega, Agustín Barrios Mangore, Manuel María Ponce o Leo Brouwer (los tres on integrales en curso) reivindican el instrumento, y ello sin contar con los discos de Andrés Segovia, como todo el mundo sabe el gran redescubridor de la guitarra y mas grande intérprete de la música para ese instrumento, o las grabaciones de los ganadores del concurso Tárrega de Benicasim.
 
       No podía faltar, obviemente, el capítulo dedicado a los nacionalistas del siglo XX español, y así el primero que aparece en catálogo es Isaac Albéniz, que además está representado por su particular joya de la corona, la Suite Iberia, en su versión original para piano en una gran versión del pianista canario Guillermo González, y transcrita para orquesta y para tres guitarras. Enrique Granados (con la serie pianística completa), Manuel de Falla y Joaquín Turina (de este último con la integral pianística en curso de Jordi Masó) están generosamente representados, como no lo podía estar menos nuestro querido Joaquín Rodrigo, cuyo Concierto de Aranjuez continúa siendo el mismo "hit" de toda la vida, pero de cuya Obra orquestal NAXOS está haciendo una más ambiciosa lectura al abordar su registro completo.
 
        La serie tiene, sobre todo, vocación hispana en sentido amplio, y por eso encontramos grabaciones de páginas de autores como Heitor Villa-Lobos o Alberto Ginastera, pero por ahora se detiene más en autores españoles del siglo XX y de hoy en día, y eso sí, acudiendo a estéticas y estilos de todo cuño. La lista es larga, pero permítasenos nombrar al Padre Donostia, Jesús Guridi, Jesús Aranbarri, Francisco Escudero, Andrés Isasi o a Tomás Garbizu; a Joaquín Homs, Federico Mompou o Manuel Blancafort; a Rodolfo Halffter o, dando un salto en el tiempo, a Leonardo Balada, Jesús Villa-Rojo o Lorenzo Palomo.
 
        Y esto no ha hecho más que empezar. Porque el desarrollo de esta serie cuenta con los dos elementos indispensables para que el trabajo prosiga: mucha y buena música, y auténtica vocación de servicio al comprador.  
 
Las grabaciones históricas
 
Naxos nació como un sello de novedades de repertorio. Pero pronto comenzó a crecer y el propio mercado le fue reclamando otras opciones, quizá más especializadas. El comprador-seguidor-fan del sello (que en el mundo se puede contar con números de bastantes dígitos) ha ido también creciendo y preocupándose de otros aspectos de la interpretación musical, y esa progresión ha dado lugar a series más específicas dentro del catálogo general. Naxos hoy tiene varias, pero hay una que tiene un especial valor, quizá por el extremo cuidado con que se escoge el producto que la conforma, así como los requerimientos técnicos exigidos para su elaboración material, es decir, las más modernas y mejores técnicas de reprocesado digital. Nos estamos refiriendo a la serie "Históricos de Naxos", que comenzó su andadura en 1997.
 
      Las más de 400 referencias que confluyen en el actual catálogo del sello histórico son producto de una paciente selección, realizada con versiones provenientes de grabaciones radiofónicas o incluso del propio estudio; una selección en la que, como es lógico, lo que prima sobre todo es el valor de la interpretación, de la que muchas veces resalta también su valor sociológico. La lista de los artistas presentes en ella, que incluso muchas veces son los propios compositores (recuerden qué excelentes directores fueron Richard Strauss o Edward Elgar, ambos presentes en la serie) abarca un variado y completo abanico, cuyo total está estructurado en grupos: pianistas, violinistas, directores, cantantes, etc., dentro de los cuales se incluyen ciclos completos de la especialidad. En todos los casos, evidentemente, se trata de nombres de enorme peso, los auténticos padres de la interpretación moderna. Hagamos referencia a algunos de ellos.
 
     En primer lugar, los directores. Llama poderosamente la atención cómo dirigían compositores como Pfiztner, Richard Strauss o Elgar, de los que sin duda aprendieron los Mengelberg, Weingartner, Walter, Koussevitzky o Talich. Y mucho nos habla esta serie de una polémica tan interminable que perdura hasta hoy: la suscitada por Furtwängler y Toscanini, dos formas de ver la música cuya relación se asemejaba a la que puedan guardar el agua y el aceite.
 
     La parte de instrumentistas de cuerda está espectacularmente representada. Entre los violinistas, desde Kreissler, Maud Powell, Huberman, Szigeti, Elman, Sammons, Kaufman y Heifetz hasta Menuhin, Oistrakh y Milstein, recorriendo un amplio arco musical y estilístico. Entre los violonchelistas, junto a Piatigorsky y Feuremann, un nombre se repite constantemente, o lo que es lo mismo el que para muchos ha sido el más grande violonchelista de todos los tiempos: Pau Casals. 
   
      El piano, como no podía ser menos con el “rey”, está soberbiamente representado en el conjunto. Resulta aleccionador poder escuchar a solistas tan legendarios como Medtner, Rachmaninov o Levitzki; tan dispares como Glenn Gould y Edwin Fischer o Vladimir Horowitz y Artur Schnabel; genios como Solomon, Cortot o Gieseking; clásicos como Friedman, Kapell, Moiseiwitsch o Backhaus, o nombres tan irrepetibles como Artur Rubinstein, toda una marca de clase.     
 
       La parte canora de la serie está referida a tres aspectos, los solistas, o sea, las grandes voces del pasado; las óperas y las operetas. La lista de cantantes es, por extensa, irreproducible, pero para que se hagan ustedes una idea, no faltan los nombres de Maria Callas, Enrico Caruso (del que se incluye la integral de sus grabaciones), Kirsten Flagstad, Beniamino Gigli (integral en curso), Jussi Björling, Lauritz Melchior, Kathleen Ferrier, Lothe Lehmann, Nellie Melba, Rosa Ponselle (grabaciones americanas completas), Tito Schipa, Richard Tauber, Elisabeth Schumann, Feodor Chaliapin, etc.,etc. Y por lo que se refiere a las óperas y operetas, el   concepto va más allá de la acumulación de títulos buscando sólo el interés del artista concreto. Se trata de recuperar momentos interpretativos irrepetibles, protagonizados por parejas eternas (Beethoven/Furtwängler, Donizetti/Callas, Payasos/Bjorling, Mozart/Schwarzkopf, Boris Godunov/Christoff, La bohème/Victoria delos Ángeles, etc.), y no sólo por su alto valor musical sino también por su poso sociólogico. Citaremos un ejemplo: el Parsifal wagneriano de Hans Knappertsbusch, dirigido en Bayreuth para su reapertura, en 1951, tras la Guerra Mundial: ahí hubo más que música; esa versión pidió a gritos la reconciliación de los pueblos, y ese grito quedó grabado para la posteridad. 
        
Las distribuciones de DVDs.
 
El mercado del DVD-Vídeo para la música clásica ha tenido un espectacular crecimiento en los últimos años, pues las posibilidades de la imagen en los nuevos soportes digitales son únicas para el disfrute de la ópera, el ballet y los conciertos.
 
Las posibilidades de contratación de producciones audiovisuales con los grandes nombres de la interpretación musical estaban abiertas para compañías independientes, pues las grandes multinacionales no habían apostado seriamente por el nuevo soporte audiovisual.
 
Estas compañías independientes disponían del capital y tecnología precisas para afrontar las producciones o licencias pero no de la red comercial  para el desarrollo de la actividad en todo el mundo. Naxos ofreció a estas compañías independientes, hace más de seis años, sus redes de distribución, creándose una asociación que hoy en día ofrece el mayor catálogo disponible en DVD-Vídeo del mercado de la música clásica desde Naxos.
 
Naxos ofrece más de 3.000 títulos en DVD y BluRay de los principales sellos independientes.Los repertorios son principalmente de ópera, ballet, concierto, biografías, documentales y turismo musical.
 
Nombremos a algunos de los grandes artistas que figuran en el catálogo de DVD: Cantantes como  Angela Gheorghiu, Carlos Chausson, Carlos Alvarez, Cecilia Bartoli, Franciso Araiza, Frederica von Stade, Joan Sutherland, José Carreras, Kiri te Kanava, José Cura, Luciano Pavarotti, María Bayo, María Callas, Montserrat Caballe, Plácido Domingo, Roberto Alagna … Directores como Alberto Zedda, André Previn, Claudio Abbado, Daniel Barenboim, Herbert von Karajan, Jordi Savall, Nikolaus Harnoncourt, Rafael Frühbeck, Riccardo Muti, Simon Rattle … Figuras del ballet como Angel Corella, Margot Fontein, Nacho Duato, Rudolf Nuereyev…
 
El grupo de sellos independientes de DVD y BluRay que distribuye Naxos produce más de 100 novedades al año, por lo que el mercado tiene garantizado un continuo suministro de nuevas grandes producciones cada mes.
 
Los servicios digitales de Naxos
 
Klaus Heymann siempre se ha distinguido por ser una persona clarividente a la hora de interpretar y utilizar  las nuevas tecnologías. En los inicios del sonido en Alta Fidelidad distribuyó los mejores equipos; cuando se iniciaron los sistemas digitales estuvo allí desde el primer día, dando comienzo su andadura discográfica sólo en soporte CD y grabando desde el primer momento en DDD; cuando ha habido mejoras tecnológicas en los soportes físicos comenzó a producir en “Super Audio CD” y en DVDAudio; y cuando Internet se abrió a los sistemas de difusión y comunicación privados, Heymann, desde el primer momento, creyó en la red de redes y apostó con total seguridad por este medio y sus posibilidades para la música.
 
Naxos ofrece desde Internet varios importantes y novedosos servicios:
 
NAXOS.COM
 
Su página oficial en la que se puede acceder a todos sus catálogos discográficos y de vídeo y obtener multitud de servicios: localización de títulos, autores, obras, libretos, biografías de compositores e intérpretes, audiciones “on line”, información de novedades, noticias musicales, información comercial de distribuidores locales, mailing list… www.naxos.com
 
NAXOSMUSICLIBRARY.COM
 
La gran fonoteca “on line” de música clásica en la red, que ofrece, bajo suscripción, la audición desde Internet de todo el catálogo Naxos y más de 25 sellos independientes presentes en esta web (más de 220.000 piezas musicales de más de 7.000 compositores en más de 15.000 CDs) con una calidad de audición que puede llegar a la del CD.
 
Naxos Music Library es una herramienta educativa de primera magnitud pues ofrece la mayor fonoteca disponible en la red a bibliotecas, escuelas, conservatorios, institutos y universidades, apoyándose en potentes buscadores, posibilidad de realización de discos virtuales a la carta, con información complementaria de autores y obras.
 
En nuestro país está disponible en versión española y actualmente el servicio de fonoteca “on line” Naxos está implantado en el sistema educativo de distintas comunidades autónomas españolas, así comos en bibliotecas y centros privados de todo el país. www.naxosmusiclibrary.com
 
NAXOS SPOKEN WORD LIBRARY
 
La literatura clásica en lecturas en inglés con fondo musical de Naxos está disponible bajo suscripción en audiciones desde esta página web.
Una servicio que se basa en la colección “Naxos Audio Books”, que con los mejores actores ingleses ofrece una oportunidad educativa única para conjugar música y literatura en inglés. www.naxosspokenwordlibrary.com
 
NAXOS RADIO
 
60 canales de radio de música clásica en Internet para disfrutar de audiciones bajo suscripción de programas preestablecidos que abarcan todos los estilos musicales y épocas, con los fondos discográficos de Naxos. www.naxosradio.com
 
Los servicios digitales por internet de Naxos son la gran apuesta, hoy realidad tangible, de Klaus Heymann para las nuevas formas de acceder a la música en los próximos años, y que ponen una gran distancia entre Naxos y sus competidores, incluidas las grandes compañías.

 

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0624201 s