Blogs / Foros

NOTA:
Comentarios sólo Socios del Club.
Inscríbase, es gratis.

Autores blogs
Archivos blogs
abril 2018 (5)
marzo 2018 (5)
febrero 2018 (5)
enero 2018 (5)
diciembre 2017 (5)
noviembre 2017 (5)
octubre 2017 (5)
septiembre 2017 (5)
julio 2017 (5)
junio 2017 (5)
mayo 2017 (5)
abril 2017 (5)
marzo 2017 (5)
febrero 2017 (5)
enero 2017 (5)
diciembre 2016 (5)
noviembre 2016 (4)
octubre 2016 (5)
septiembre 2016 (5)
julio 2016 (4)
junio 2016 (5)
mayo 2016 (5)
abril 2016 (5)
marzo 2016 (5)
febrero 2016 (5)
enero 2016 (5)
diciembre 2015 (5)
noviembre 2015 (5)
octubre 2015 (5)
septiembre 2015 (5)
julio 2015 (4)
junio 2015 (5)
mayo 2015 (5)
abril 2015 (5)
marzo 2015 (5)
febrero 2015 (5)
enero 2015 (5)
diciembre 2014 (5)
noviembre 2014 (5)
octubre 2014 (5)
septiembre 2014 (4)
julio 2014 (5)
junio 2014 (6)
mayo 2014 (5)
abril 2014 (6)
marzo 2014 (6)
febrero 2014 (6)
enero 2014 (6)
diciembre 2013 (6)
noviembre 2013 (6)
octubre 2013 (6)
septiembre 2013 (6)
julio 2013 (6)
junio 2013 (5)
mayo 2013 (6)
abril 2013 (6)
marzo 2013 (6)
febrero 2013 (6)
enero 2013 (7)
diciembre 2012 (7)
noviembre 2012 (8)
octubre 2012 (8)
septiembre 2012 (8)
julio 2012 (8)
junio 2012 (8)
mayo 2012 (8)
abril 2012 (8)
marzo 2012 (9)
febrero 2012 (8)
enero 2012 (9)
diciembre 2011 (9)
noviembre 2011 (9)
octubre 2011 (8)
septiembre 2011 (8)
julio 2011 (9)
junio 2011 (9)
mayo 2011 (7)
abril 2011 (7)
marzo 2011 (7)
febrero 2011 (8)
enero 2011 (8)
diciembre 2010 (8)
noviembre 2010 (9)
octubre 2010 (9)
septiembre 2010 (9)
julio 2010 (9)
junio 2010 (9)
mayo 2010 (9)
abril 2010 (9)
marzo 2010 (9)
febrero 2010 (8)
enero 2010 (9)
diciembre 2009 (9)
noviembre 2009 (9)
octubre 2009 (9)
septiembre 2009 (9)
agosto 2009 (1)
julio 2009 (9)
junio 2009 (9)
mayo 2009 (9)
abril 2009 (9)
marzo 2009 (9)
febrero 2009 (10)
enero 2009 (11)
diciembre 2008 (1)
noviembre 2008 (10)
Últimas entradas

Entradas para enero 2016

GUA

Voló entre mi mano y el agujero del suelo. Rebotó en la pared desconchada y se quedó a dos palmos de la sima redonda. Un blanco fácil. Estaba perdido. Debí haber sido menos ambicioso, haberla dejado caer cerca de mí e ir acercándome poco a poco, según fuera viendo lo que hacían los demás. Pero no, me mataron las prisas. Y ahora estoy a dos palmos de un golpe seco y duro que acabe conmigo. Una menos (no debí jugar a muer...
Escrito por Raul Mallavibarrena el viernes, 1 de enero de 2016

Bach - Bernstein - Gould

Estamos ya tan acostumbrados al sonido historicista cuando de interpretaciones de obras barrocas se trata, que discos como este suponen, paradójicamente, un soplo de aire fresco. Si además, se juntan dos genios de la batuta y el piano, el espectáculo está servido. Me estoy refiriendo al Concierto para teclado nº 1 de Bach que Glenn Gould grabó junto a Leonard Bernstein y la Columbia Symphony en 1957; esto es, un Bach prácticamente pre-historicista ...
Escrito por Jordi Caturla González el viernes, 1 de enero de 2016

Teatro Real: doscientos años de su inauguración y veinte de su reapertura.

Los próximos tres años el Teatro Real celebrara los doscientos años de su inauguración  y los veinte de su reapertura en 1997. Para comenzar creo oportuno matizar algunos puntos sobre los 200 años del coliseo madrileño.  Si no estoy mal informado el actual teatro se levantó en el lugar que ocupaba el Teatro de los Caños del Peral que fue demolido en 1817. Según parece la primera piedra del nuevo edificio la colocó e...
Escrito por Francisco Villalba Talavera el viernes, 1 de enero de 2016

Mis discos para la isla desierta (44)

BUSONI Concierto para piano, coro y orquesta. Fantasía contrapuntística - Postnikova. Coro de Radio Francia. Orquesta Nacional de Francia. Rozhdestvensky (Erato) Concierto para violín - Turban. Orquesta Sinfónica de Bamberg. Shambadal (Claves) Concierto para violín. Berceuse élégiaque. Canto della ronda degli spiriti. Lustspielovertüre. Rondo arlecchinesco. 4 Lieder - J. Laredo, Barenboim. Gielen. Newstone. Boult. Tear, Copland. Fischer-Di...
Escrito por Angel Carrascosa Almazán el viernes, 1 de enero de 2016

La ópera tras 1945 (I)

Conocida en el mundo germano como la Stunde Null (La hora cero), desde 1945 se proclamó como el punto de partida de la música contemporánea, aquella que se desligaba de todo pasado, una tabula rasa que miraba solo hacia adelante, aunque en cada mente creativa la idea de modernidad venía heredada de un pasado inevitable. La Stunde Null, que también pretendía limpiar todo rasgo de la tragedia del exterminio judío y la perenne vergüenza hist&oac...
Escrito por Gonzalo Pérez Chamorro el viernes, 1 de enero de 2016
Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0935999 s