Blogs / Foros

NOTA:
Comentarios sólo Socios del Club.
Inscríbase, es gratis.

Autores blogs
Archivos blogs
noviembre 2018 (4)
octubre 2018 (4)
septiembre 2018 (5)
julio 2018 (5)
junio 2018 (5)
mayo 2018 (5)
abril 2018 (5)
marzo 2018 (5)
febrero 2018 (5)
enero 2018 (5)
diciembre 2017 (5)
noviembre 2017 (5)
octubre 2017 (5)
septiembre 2017 (5)
julio 2017 (5)
junio 2017 (5)
mayo 2017 (5)
abril 2017 (5)
marzo 2017 (5)
febrero 2017 (5)
enero 2017 (5)
diciembre 2016 (5)
noviembre 2016 (4)
octubre 2016 (5)
septiembre 2016 (5)
julio 2016 (4)
junio 2016 (5)
mayo 2016 (5)
abril 2016 (5)
marzo 2016 (5)
febrero 2016 (5)
enero 2016 (5)
diciembre 2015 (5)
noviembre 2015 (5)
octubre 2015 (5)
septiembre 2015 (5)
julio 2015 (4)
junio 2015 (5)
mayo 2015 (5)
abril 2015 (5)
marzo 2015 (5)
febrero 2015 (5)
enero 2015 (5)
diciembre 2014 (5)
noviembre 2014 (5)
octubre 2014 (5)
septiembre 2014 (4)
julio 2014 (5)
junio 2014 (6)
mayo 2014 (5)
abril 2014 (6)
marzo 2014 (6)
febrero 2014 (6)
enero 2014 (6)
diciembre 2013 (6)
noviembre 2013 (6)
octubre 2013 (6)
septiembre 2013 (6)
julio 2013 (6)
junio 2013 (5)
mayo 2013 (6)
abril 2013 (6)
marzo 2013 (6)
febrero 2013 (6)
enero 2013 (7)
diciembre 2012 (7)
noviembre 2012 (8)
octubre 2012 (8)
septiembre 2012 (8)
julio 2012 (8)
junio 2012 (8)
mayo 2012 (8)
abril 2012 (8)
marzo 2012 (9)
febrero 2012 (8)
enero 2012 (9)
diciembre 2011 (9)
noviembre 2011 (9)
octubre 2011 (8)
septiembre 2011 (8)
julio 2011 (9)
junio 2011 (9)
mayo 2011 (7)
abril 2011 (7)
marzo 2011 (7)
febrero 2011 (8)
enero 2011 (8)
diciembre 2010 (8)
noviembre 2010 (9)
octubre 2010 (9)
septiembre 2010 (9)
julio 2010 (9)
junio 2010 (9)
mayo 2010 (9)
abril 2010 (9)
marzo 2010 (9)
febrero 2010 (8)
enero 2010 (9)
diciembre 2009 (9)
noviembre 2009 (9)
octubre 2009 (9)
septiembre 2009 (9)
agosto 2009 (1)
julio 2009 (9)
junio 2009 (9)
mayo 2009 (9)
abril 2009 (9)
marzo 2009 (9)
febrero 2009 (10)
enero 2009 (11)
diciembre 2008 (1)
noviembre 2008 (10)
Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Últimas entradas

Que se los compre Rita

Es viejo el truco de vender dos, tres e incluso más veces el mismo producto audiovisual con la excusa de una mejoría en el formato, la calidad técnica o los extras. Una vez que teníamos más o menos completa nuestra colección de películas en VHS nos obligaron a repetirla en DVD, para tentarnos ahora a sustituir las copias de nuestras estanterías por nuevos ejemplares en Blu-Ray. Por no hablar de las “ediciones especiales” con el montaje del director, reportajes diversos o la imagen sustancialmente restaurada. Demasiadas mejoras como para resistirse a la compra. Lo que ocurre es que el consumidor se empieza a cabrear. 
 
Un ejemplo reciente lo tenemos con la trilogía de Peter Jackson sobre de El señor de los anillos. Tras “colocar” los DVD correspondientes a las versiones que se vieron en los cines, la productora aparece con ediciones especiales con metraje que fue filmado ex profeso para semejante lanzamiento. Vamos, una tomadura de pelo en toda regla. Por eso mismo cuando han lanzado los Blu-rays de la edición cinematográfica el personal ha dicho que la caja se la va a comprar Rita la Cantaora: aquí esperamos todos a que salga en el nuevo formato la versión extendida, que no está la cosa como para ir tirando el dinero. Obviamente no tenemos datos oficiales, pero la rapidez con que en determinados comercios han bajado los precios (por solo 15 libras se puede comprar la trilogía en una famosa tienda de la red) nos anuncia que las ventas han estado por debajo de las expectativas. Merecido se lo tienen.

En el mundo de la Clásica pasa algo parecido, y quiero poner como triste ejemplo algunos de los lanzamientos protagonizados por Daniel Barenboim. El cachondeo ya empezó hace tiempo. La Novena de Beethoven con la Orquesta del West Eastern Divan registrada en la Philharmonie de Berlín la sacó primero Warner en CD, para meses más tarde ser editada por Euroarts en DVD con el añadido de la Leonora III y un sonido que, al venir en DTS, resulta sensiblemente superior en un equipo multicanal. De acuerdo, son sellos distintos, pero lo cierto es que el consumidor se puede sentir estafado. En fechas más recientes sale en DVD el concierto en Oxford con la Filarmónica de Berlín, para muy pocos meses después aparecer en Blu-Ray: a repetir la compra si se quiere alta definición. Lo mismo ha pasado con el recital Chopin en Varsovia que ha lanzado Accentus, en este caso con el agravante de que en el momento de escribir estas líneas Deutsche Grammophon lo edita… ¡en CD normal! Al mismo tiempo el sello amarillo presenta en compacto los Conciertos de Chopin con el de Buenos Aires dirigido por Andris Nelsons, procedentes de un concierto que sabemos que está filmado, porque la copia televisiva circula tranquilamente por Youtube; no hace falta ser un lince para darse cuenta de que tarde o temprano aparecerá en DVD y/o Blu-Ray.
 
Mientras tanto, Decca edita en CD el programa Schoenberg/Tchaikovsky que ofreció al frente de la WEDO en el Festival de Salzburgo… que algunos tenemos desde hace tiempo pasado a DVD procedente de transmisión vía satélite. A esperar que salga con imágenes, pues, cosa que ocurrirá el mes de junio en el sello Cmajor incluyendo páginas adicionales de Mozart y Beethoven. Otra cosa es ver si sale en alta definición o no, así que habrá que contenerse un tiempo adicional por si acaso. ¿Y qué me dicen ustedes de la Novena de Mahler con la Staatskapelle de Berlín? La interpretación del DVD no es, ciertamente, la que salió hace años en CD, pero el autor de estas líneas no se la piensa comprar hasta estar seguro de que no sale en Blu-Ray. Y es que la resistencia pasiva, es decir, aguantar la tentación, es la única manera que tenemos los consumidores de hacer frente a semejante abuso.
domingo, 1 de mayo de 2011
Comentarios
Sólo puede participar con sus comentarios si es socio del Club. Inscríbase, es gratis.
Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0468462 s