Blogs / Foros

NOTA:
Comentarios sólo Socios del Club.
Inscríbase, es gratis.

Autores blogs
Archivos blogs
julio 2018 (4)
junio 2018 (5)
mayo 2018 (5)
abril 2018 (5)
marzo 2018 (5)
febrero 2018 (5)
enero 2018 (5)
diciembre 2017 (5)
noviembre 2017 (5)
octubre 2017 (5)
septiembre 2017 (5)
julio 2017 (5)
junio 2017 (5)
mayo 2017 (5)
abril 2017 (5)
marzo 2017 (5)
febrero 2017 (5)
enero 2017 (5)
diciembre 2016 (5)
noviembre 2016 (4)
octubre 2016 (5)
septiembre 2016 (5)
julio 2016 (4)
junio 2016 (5)
mayo 2016 (5)
abril 2016 (5)
marzo 2016 (5)
febrero 2016 (5)
enero 2016 (5)
diciembre 2015 (5)
noviembre 2015 (5)
octubre 2015 (5)
septiembre 2015 (5)
julio 2015 (4)
junio 2015 (5)
mayo 2015 (5)
abril 2015 (5)
marzo 2015 (5)
febrero 2015 (5)
enero 2015 (5)
diciembre 2014 (5)
noviembre 2014 (5)
octubre 2014 (5)
septiembre 2014 (4)
julio 2014 (5)
junio 2014 (6)
mayo 2014 (5)
abril 2014 (6)
marzo 2014 (6)
febrero 2014 (6)
enero 2014 (6)
diciembre 2013 (6)
noviembre 2013 (6)
octubre 2013 (6)
septiembre 2013 (6)
julio 2013 (6)
junio 2013 (5)
mayo 2013 (6)
abril 2013 (6)
marzo 2013 (6)
febrero 2013 (6)
enero 2013 (7)
diciembre 2012 (7)
noviembre 2012 (8)
octubre 2012 (8)
septiembre 2012 (8)
julio 2012 (8)
junio 2012 (8)
mayo 2012 (8)
abril 2012 (8)
marzo 2012 (9)
febrero 2012 (8)
enero 2012 (9)
diciembre 2011 (9)
noviembre 2011 (9)
octubre 2011 (8)
septiembre 2011 (8)
julio 2011 (9)
junio 2011 (9)
mayo 2011 (7)
abril 2011 (7)
marzo 2011 (7)
febrero 2011 (8)
enero 2011 (8)
diciembre 2010 (8)
noviembre 2010 (9)
octubre 2010 (9)
septiembre 2010 (9)
julio 2010 (9)
junio 2010 (9)
mayo 2010 (9)
abril 2010 (9)
marzo 2010 (9)
febrero 2010 (8)
enero 2010 (9)
diciembre 2009 (9)
noviembre 2009 (9)
octubre 2009 (9)
septiembre 2009 (9)
agosto 2009 (1)
julio 2009 (9)
junio 2009 (9)
mayo 2009 (9)
abril 2009 (9)
marzo 2009 (9)
febrero 2009 (10)
enero 2009 (11)
diciembre 2008 (1)
noviembre 2008 (10)
Últimas entradas

Los gustos del público cuentan

Francisco Villalba Talavera

En mi anterior Blogg mencionaba como las representaciones de ópera moderna en el Teatro Real tenían resultados muy superiores a las del repertorio de toda la vida, en este, sin embargo, quiero hacerlo de los gustos del público de todas las latitudes y específicamente en el Festival de Verano de Salzburgo de este año.

La programación incluye, La Flauta Mágica de Mozart, dirigida en lo musical por Constantino Caridis al frente de la Filarmónica de Viena, con puesta en escena de Lydia Steiner y un conjunto de cantantes entre los que destaca Matthias Goerne, Mauro Peter, Albina Shagimuratova y Christiane Karg. Salomé de Richard Strauss, dirigida en lo musical por Franz Welser-Möst, también al Frente de la Filarmónica de Viena, con puesta en escena de Romeo Castellucci y un elenco encabezado por Asmik Grigorian en el papel protagonista, cosa que ya hace que me plantee muchas dudas, al tratarse de una soprano bastante gris y con una vocina que no creo capaz de enfrentarse a la tremenda orquesta straussiana para compensar se contará con el bajo húngaro Gábor Bretz como Jochanaan. La Dama de Picas de Tchaikovski, dirigida por Mariss Jansons al frente de la Filarmónica de Viena y la dirección de escena de ese genio para algunos, no para mí, que es Hans Neuenfels con un brillante reparto encabezado por el americano Brandon Jovanovich en el endemoniado papel de Hermann, la rusa Eugenia Muraveva, como Liza  y como la Condesa, la inagotable Hanna Schwarz. Al frente del Ensemble Matheus, Jean-Christoph Spinosi, dirigirá La Italiana en Argel de Rossini, en una producción de Moshe LeiserPatrice Caurier, con un  elenco, atractivo por donde se mire,  encabezado por la inefable Cecilia Bartoli, como Isabella, el inmenso Ildar Abdrazakov, como Mustafá, y el uruguayo Edgardo Rocha, conocido en estos pagos por su Conde Almaviva del Barbero de Sevilla en el Teatro Real, como Lindoro. La coronación de Popea de Monteverdi tendrá como director musical William Christie al frente de Les Arts Flori Florissant, la dirección escénica de Jan Lauwers y un reparto encabezado por la buena en algunos papeles, no en Norma, la supervalorada Sonya Yoncheva, que se graduó en su día en el Jardin de Voix de Christie. Las Bacantes de Hans Werner Henze, regresa,  tras su estreno en 1966 en la Grosses Festspielhaus de Salzburg, en esta ocasión en la Felsenreitschule,  que promete ser un acontecimiento, a raíz de la extraordinaria versión en concierto de la misma ópera escuchada en Madrid al mismo director que en Salzburgo, Kent Nagano, al frente de la Filarmónica de Viena. La “regie” será de Krzystof Warlikowski que,  como siempre, hará su versión de la obra y veremos lo que aparece en el escenario, supongo que no estarán ausentes los tubos de neón y demás lindeces a las que es tan afín su colaboradora Malgorzata Szczęśniak. Dos de los cantantes que han participado en Madrid repiten papeles en Sazlburgo, Sean Pannikar como Dionysus y Nikolai Schukoff como Tiresias. El Proceso de  Gottfried von Einem, también estrenada en Sazburgo en 1953, regresa en versión de concierto, dirigida por, además compositor y chansonnier HK Gruber, al frente de la ORF Radio-Symphonieorchester de Viena. También en versión de concierto Los Pescadores de Perlas, de Bizet, dirigida por Riccardo Minasi al frente de la Orquesta del Mozarteum de Salzburgo y un reparto de campanillas, la bellísima y estupenda soprano Aida Garifullina, como Leïla, por todos conocida al haber participado  en la inauguración del Mundial del Futbol 2018 en Moscú junto a Robbie Williams, el superlativo Javier Camarena, como Nadir y el “eterno” Plácido Domingo como Zurga.

Todo este preámbulo viene a colación porque con la suprema calidad de las óperas propuestas lo habitual sería que las localidades estuviesen agotadas para todas las representaciones que se ofrecen, pero no es así. Ni Mozart, ni Monteverdi, ni Henze, ni Von Einem llenan los teatros. Los que si lo hacen hasta la fecha son Tchaikovski, Rossini y Bizet, para los que están “vendidas” todas las localidades. Por supuesto, como cada año, finalmente todas las representaciones de todos los títulos tendrán los teatros a rebosar, pero es sintomático que las tres que han agotado las localidades hasta el momento son obras de repertorio, dos de ellas extraordinarias, La Dama de Picas y La Italiana en Argel y la mediocre  Los pescadores de Perlas que competían con obras maestras como La Flauta Mágica, Salomé, La coronación de Popea y otras tan interesantes como Las Bancantes y el Proceso. El público ha dado su veredicto. Creo que las razones son que la Dama de Picas cuenta con el supremo atractivo del grandísimo Mariss Jansons al frente de la Wien Phil y la dirección de escena de Neuenfels, admiradísimo en aquellas latitudes y, sobre todo, con una partitura sublime de Piotr Illich Tchaikovski y un texto fuera de seria de su hermano Modest Tchaikovski que amplió e hizo cambios en la obra de Pushkin adaptándola para una ópera y haciendo la trama mucho más trágica, una de las pocas veces que un libreto casi mejora el original. Además en el Festival no se había ofrecido más que en una ocasión, en concierto,  en el año 2000 con los Coros y Orquesta del teatro Mariinski a las órdenes de Valery Giergiev, eso si con un reparto espectacular, Plácido Domingo fue Hermann, Galina Gorchakova, Lisa, Larissa Diadkova la Condesa, y Nikolai Putilin, Tomski. La Italiana en Argel es una absoluta novedad en el Festival, es una espectacular partitura, pero su aliciente reside en dos de sus intérpretes, la incombustible Bartoli como Isabella y el magnífico Ildar Abdrazakov como Mustafá. Aunque sea una partitura insufrible con un texto no menos, Los pescadores de perlas que además se ofrece en concierto, cuenta con un reparto de fábula, Aida Garifullina, maravillosa soprano ligera,  como Leila, el supremo Javier Camarena como Nadir, y el incansable Placido Domingo como Zurga.

Corolario, excepto en contadas ocasiones,  el aficionado medio a la ópera lo que quiere es escuchar canto y quiere escucharlo a las estrellas, de muestra sirva que intente usted encontrar localidades para representaciones en las que intervengan La Nietrebko, o Jonas Kaufmann o Garanca o Harteros, o Juan Diego Florez se las verá y se las deseará para conseguirlas. Aunque hay que reseñar que hay cuatro directores de orquesta estrella que también llenan los teatros a rebosar y con  razón, Riccardo Muti, Mariss Jansonn, Christian Thielemann y Kiril Petrenko.  Ninguno de los directores de escena en activo es capaz de atraer a tanta gente. Cada uno que saque sus conclusiones.

domingo, 1 de julio de 2018
Comentarios
Sólo puede participar con sus comentarios si es socio del Club. Inscríbase, es gratis.
Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0937655 s