Blogs / Foros

NOTA:
Comentarios sólo Socios del Club.
Inscríbase, es gratis.

Autores blogs
Archivos blogs
noviembre 2018 (4)
octubre 2018 (4)
septiembre 2018 (5)
julio 2018 (5)
junio 2018 (5)
mayo 2018 (5)
abril 2018 (5)
marzo 2018 (5)
febrero 2018 (5)
enero 2018 (5)
diciembre 2017 (5)
noviembre 2017 (5)
octubre 2017 (5)
septiembre 2017 (5)
julio 2017 (5)
junio 2017 (5)
mayo 2017 (5)
abril 2017 (5)
marzo 2017 (5)
febrero 2017 (5)
enero 2017 (5)
diciembre 2016 (5)
noviembre 2016 (4)
octubre 2016 (5)
septiembre 2016 (5)
julio 2016 (4)
junio 2016 (5)
mayo 2016 (5)
abril 2016 (5)
marzo 2016 (5)
febrero 2016 (5)
enero 2016 (5)
diciembre 2015 (5)
noviembre 2015 (5)
octubre 2015 (5)
septiembre 2015 (5)
julio 2015 (4)
junio 2015 (5)
mayo 2015 (5)
abril 2015 (5)
marzo 2015 (5)
febrero 2015 (5)
enero 2015 (5)
diciembre 2014 (5)
noviembre 2014 (5)
octubre 2014 (5)
septiembre 2014 (4)
julio 2014 (5)
junio 2014 (6)
mayo 2014 (5)
abril 2014 (6)
marzo 2014 (6)
febrero 2014 (6)
enero 2014 (6)
diciembre 2013 (6)
noviembre 2013 (6)
octubre 2013 (6)
septiembre 2013 (6)
julio 2013 (6)
junio 2013 (5)
mayo 2013 (6)
abril 2013 (6)
marzo 2013 (6)
febrero 2013 (6)
enero 2013 (7)
diciembre 2012 (7)
noviembre 2012 (8)
octubre 2012 (8)
septiembre 2012 (8)
julio 2012 (8)
junio 2012 (8)
mayo 2012 (8)
abril 2012 (8)
marzo 2012 (9)
febrero 2012 (8)
enero 2012 (9)
diciembre 2011 (9)
noviembre 2011 (9)
octubre 2011 (8)
septiembre 2011 (8)
julio 2011 (9)
junio 2011 (9)
mayo 2011 (7)
abril 2011 (7)
marzo 2011 (7)
febrero 2011 (8)
enero 2011 (8)
diciembre 2010 (8)
noviembre 2010 (9)
octubre 2010 (9)
septiembre 2010 (9)
julio 2010 (9)
junio 2010 (9)
mayo 2010 (9)
abril 2010 (9)
marzo 2010 (9)
febrero 2010 (8)
enero 2010 (9)
diciembre 2009 (9)
noviembre 2009 (9)
octubre 2009 (9)
septiembre 2009 (9)
agosto 2009 (1)
julio 2009 (9)
junio 2009 (9)
mayo 2009 (9)
abril 2009 (9)
marzo 2009 (9)
febrero 2009 (10)
enero 2009 (11)
diciembre 2008 (1)
noviembre 2008 (10)
Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Últimas entradas

El Teatro Real suena en el mundo

Francisco Villalba Talavera

Por primera vez, que yo sepa, una institución operística española aparece nominada para los International Opera Awards 2018, creados por Harry Hyman en 2012 y que en la actualidad cuenta con el patronazgo de Mirella Freni, Janet Baker, Anne Evans,  Felicity Lott, Thomas Allen, , Plácido Domingo y  John Tomlinson.

La idea inicial de este mecenas británico era ayudar a tantos jóvenes artistas que no tienen la posibilidad de desarrollar sus carreras por falta de medios. Además a la vista de que el mundo de la ópera no tenía la relevancia merecida quiso extender el proyecto inicial para que fuese una especie de Oscars de la Opera que incluyeran varias secciones , cada una de ellas con seis nominados, en la que se premiarían a Cantantes Femeninas, Cantantes Masculinos, Jóvenes cantantes, Cantantes elegidos por los lectores de la Revista Ópera Internacional, Directores musicales, Directores de Escena, Escenógrafos, Compañías de Opera, Orquestas de ópera, Coros de ópera, Nuevas Óperas,  Nuevas Producciones de Ópera, Óperas redescubiertas, Grabaciones de ópera completas, Nuevos talentos, que incluye nuevos directores musicales y de escena y finalmente, otro premio por Educación y Desarrollo de la ópera.

El jurado de este año estará presidido por John Allison, editor de le prestigiosa revista Opera y crítico Musical del Daily Telegraph. Además formarán parte de él miembros destacados de diversos teatros como la Ópera de Israel, Opera de Flandes, Teatro Wielki (Polonia) Teatro de la ópera de Queensland (Nueva Zelanda), Sudafrica, Festival de Macerata (Italia), Cincinnaty Opera (USA), Den Norske Opera, Gran Teatre del Liceu, Opera Real de Suecia, Opera Australia. Críticos de Bégica y de diarios como el Times, el Observer, The Washington Post, Opernwelt, Financial Times y Victoria Stapells, corresponsal de la revista Opera
en España.

A la vista del prestigio de los premio es motivo de júbilo para la afición madrileña; normalmente tan reacia a reconocer los valores de una institución que hoy en día es de la más consolidadas del mundo de la ópera, que al Teatro Real le haya correspondido figurar nominado en cuatro de las secciones más importantes , la de Coros, donde tiene que competir con la Bayerische Staatsoper, Komische Opera de Berlín, Teatro la Fenice de Venecia, Música Aeterna y la Ópera de San Francisco, en la sección Compañías de öpera, en lid de nuevo con la Bayerische Staatsoper, La Fenice, Lyric Ópera de Chicago, Opera de Graz y Opera Norh, en la sección de Nuevas Producciónes de una ópera, Billy Budd dirigida por Deborah Warner,  que se medirá con Wozzeck, de William Kentridge en el pasado Festival de Salzburgo, Muerte en Venecia  de  Demis Volpi en la Ópera de Stuttgart, La clemenza de Tito, dirigida por Claus Guth en el pasado Festival de Glyndebourne, Stiffelio dirigida por Graham Vick en el Teatro Regio de Parma, y los Maestros Cantores dirigida por Barrie Kosky en el pasado Festival de Bayreuth. También el Real está nominado en la sección de Redescubrimientos  con el Bomarzo de Ginastera.

A la vista de todo lo comentado y viendo la categoría de algunos de los compañeros de viaje no queda más remedio que felicitar a la institución por los excelentes resultados que está obteniendo con su nuevo director artístico Joan Matabosch que está sabiendo, con una eficacia sin discusión, conseguir programaciones para todos los paladares aunque, todo hay que decirlo, se desenvuelva con más fluidez en el repertorio más moderno. Pero, también hay que  tener en cuenta, que al aficionado “de siempre” es mucho más difícil satisfacerle con el repertorio tradicional porque siempre pesará sobre él la losa de “esta ópera hace años se la escuche a…” y el inevitable; ya en tiempos de Rossini ocurría, “hoy no hay cantantes como los de antaño. Efectivamente no hay casi pesos pesados y pululan por los teatros muchos “clónicos” que la publicidad, en ocasiones,  catapulta a la fama sin merecerlo, pero la verdad es que lo que nos ha dejado el pasado es siempre lo más selecto y, sobre todo, la ópera es mucho más que los cantantes, la ópera es teatro potenciado por la música,  y en esto hoy, a pesar de tantos excesos, hemos salido ganando.

Bravo,  Sr. Matabosch

jueves, 1 de marzo de 2018
Comentarios
Sólo puede participar con sus comentarios si es socio del Club. Inscríbase, es gratis.
Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0468498 s