Blogs / Foros

NOTA:
Comentarios sólo Socios del Club.
Inscríbase, es gratis.

Autores blogs
Archivos blogs
noviembre 2018 (4)
octubre 2018 (4)
septiembre 2018 (5)
julio 2018 (5)
junio 2018 (5)
mayo 2018 (5)
abril 2018 (5)
marzo 2018 (5)
febrero 2018 (5)
enero 2018 (5)
diciembre 2017 (5)
noviembre 2017 (5)
octubre 2017 (5)
septiembre 2017 (5)
julio 2017 (5)
junio 2017 (5)
mayo 2017 (5)
abril 2017 (5)
marzo 2017 (5)
febrero 2017 (5)
enero 2017 (5)
diciembre 2016 (5)
noviembre 2016 (4)
octubre 2016 (5)
septiembre 2016 (5)
julio 2016 (4)
junio 2016 (5)
mayo 2016 (5)
abril 2016 (5)
marzo 2016 (5)
febrero 2016 (5)
enero 2016 (5)
diciembre 2015 (5)
noviembre 2015 (5)
octubre 2015 (5)
septiembre 2015 (5)
julio 2015 (4)
junio 2015 (5)
mayo 2015 (5)
abril 2015 (5)
marzo 2015 (5)
febrero 2015 (5)
enero 2015 (5)
diciembre 2014 (5)
noviembre 2014 (5)
octubre 2014 (5)
septiembre 2014 (4)
julio 2014 (5)
junio 2014 (6)
mayo 2014 (5)
abril 2014 (6)
marzo 2014 (6)
febrero 2014 (6)
enero 2014 (6)
diciembre 2013 (6)
noviembre 2013 (6)
octubre 2013 (6)
septiembre 2013 (6)
julio 2013 (6)
junio 2013 (5)
mayo 2013 (6)
abril 2013 (6)
marzo 2013 (6)
febrero 2013 (6)
enero 2013 (7)
diciembre 2012 (7)
noviembre 2012 (8)
octubre 2012 (8)
septiembre 2012 (8)
julio 2012 (8)
junio 2012 (8)
mayo 2012 (8)
abril 2012 (8)
marzo 2012 (9)
febrero 2012 (8)
enero 2012 (9)
diciembre 2011 (9)
noviembre 2011 (9)
octubre 2011 (8)
septiembre 2011 (8)
julio 2011 (9)
junio 2011 (9)
mayo 2011 (7)
abril 2011 (7)
marzo 2011 (7)
febrero 2011 (8)
enero 2011 (8)
diciembre 2010 (8)
noviembre 2010 (9)
octubre 2010 (9)
septiembre 2010 (9)
julio 2010 (9)
junio 2010 (9)
mayo 2010 (9)
abril 2010 (9)
marzo 2010 (9)
febrero 2010 (8)
enero 2010 (9)
diciembre 2009 (9)
noviembre 2009 (9)
octubre 2009 (9)
septiembre 2009 (9)
agosto 2009 (1)
julio 2009 (9)
junio 2009 (9)
mayo 2009 (9)
abril 2009 (9)
marzo 2009 (9)
febrero 2009 (10)
enero 2009 (11)
diciembre 2008 (1)
noviembre 2008 (10)
Esquina superior izquierda Esquina superior derecha
Últimas entradas

Los directores de escena de nuestro tiempo

Francisco Villalba Talavera

Había olvidado en la anterior entrega a Heiner Müller (muerto en 1995 con 64 años) un verdadero hombre de teatro, escritor, director de escena etc. Su Tristan und Isolde en Bayreuth es unos de los espectáculos que más me han impresionado nunca. Con una puesta en escena totalmente austera, pero en momentos bellísima, la tragedia wagneriana alcanzó un grado de intensidad dramática irrepetible, si a esto añadimos la sublime dirección musical de Barenboim en estado de gracia y un reparto de leyenda encabezado por una sublime Waltraud Meier, Siegfried Jersusalem, Matthias Hölle, Uta Priew y Falk Struckmann, creo que este drama en música nunca me ha conmocionado tanto.

Pierre Audi (60 años) no crea grandes espectáculos, pero es de los pocos directores que al menos permiten que se mire al escenario sin sentir rechazo. En el Teatro Real tuvimos la oportunidad de ver su puesta en escena de Bomarzo de Ginastera que gracias a su buen hacer, junto a la excepcional dirección musical de David Afjan,  logró dar vida a una obra bastante periclitada. Correcta su Flauta Mágica en el Festival de Salzburgo, impuesta por Riccardo Muti, tras el fiasco de la representación de la misma obra debida a Graham Vick ambientada en un geriátrico.

Me parece interesante Andreas Kriegenburg (53 años), cuya Lady Macbeth de Mtsensk en el pasado Festival de Salzburgo, ambientada en un patio vecinal sovietico bastante sórdido, me pareció buena en su conjunto aunque tuviese un tremendo patinazo en la escéna final, con la más ridícula de las muertes de Sonia y Katerina.

Simone Stone (33 años), ha recreado con acierto el Lear de Aribert Reimann el año pasado, también en el Festival de Salzburgo, lo malo es que tras una primera parte del epectáculo impecable, en la segunda no fue capaz de mantener el mismo nivel.

Otro director de escena, en sus origenes artista visual, nuevo en el mundo de la opera, es el sudafricano William Kentridge (62 años) cuyo Wozzeck, también el año pasado en Sazburg, me pareció francamente bueno, aunque el exceso de imagines muchas veces cubriera de forma alarmante la acción de la obra.

 El australiano Barry Koski (50 años) es muy imaginativo, para muestra su Flauta Mágica en el Teatro Real.

 Los italianos Mario Martone (cineaste 57 años) y Damiano MIchieletto (38 años) no me producen el menor entusiasmo. Creo que son de los que para que no se les tache de reaccionarios modernizan las operas, pero sin superar la mediocridad.

 El letón Alvis Hermanis (52 años) es una realidad valiosa, sus Soldaten en Salzburg fueron deslumbrantes, tambien su Gawain de Birtwistle, menos su Trovatore, pero en conjunto producciones interesantes.

Krzysztof Warlikowski (55 años) el rey de los tubos de neón, es de los “divinos” que no soporto. Fuerza las obras a extremos de desfigurarlas y su pretensión de acercarlas en el tiempo a nuestra época no es más que un pretexto para el lucimiento personal.

El otro “divino” es  Dmitry Tcherniakov (47 años) que, según él, dirige las operas para “gente inteligente”. Yo soy de los “no inteligentes” y por ello me repele casi todo lo que hace  ni su Macbeth, ni su Don Giovanni, ni su Trovatore y menos aún su Traviata me parecen productos presentables, pero ahí está y me temo que por mucho tiempo. Me comentaba uno de los intérpretes de su Traviata en la Scala que le sugirió que en alguna escena estuviese presente el amor, y él respondió que en esta opera no hay ni una pizca de amor…. Así se escribe la historia

También Calixto Bieito (53 años) pertenece a este grupo. Es indudable que se trata de un gran director de actores y que domina el teatr,  pero, tal como afirmaba mi no muy querido Mortier, se repite más que el ajo, todo en sus producciones es efectismo, sexo, escatología y violencia.

Vera Nemirova. (45 años) tampoco es santa de mi devoción, no me han convencido ni su Lulu en Salzburgo, ni su recreación de la Walkiria de Karajan el año pasado en el Festival de Pascua de la misma ciudad.

En fin,  Julia Varady, Bernard Hatink, Muti,  Beczala y tantos otros,  han declarado que están hartos de los desaguisados escénicos que se hacen con las óperas en nombre de la renovación. Yo también. Pero lo seguiré soportando, porque no dudo en encontrar  tesoros escondidos en medio de tanta basura. 

jueves, 1 de febrero de 2018
Comentarios
Sólo puede participar con sus comentarios si es socio del Club. Inscríbase, es gratis.
Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,1718796 s