Ritmo "On Line"
País musical
RESEÑAS SELECCIONADAS DE CONCIERTOS Y ACTOS MUSICALES CELEBRADOS EN EL PAÍS

Tierra de Campos: territorio del Órgano - Palencia y Valladolid

Tierra de Campos: territorio del Órgano - Palencia y Valladolid
Reseña: Octubre 2014

La llegada del verano a Castilla y León propicia que las Iglesias, básicamente del mundo rural y hasta el S. XIX, puedan ser también templos para la música de sus órganos ibéricos, realzando el propio valor artístico, histórico y religioso que por sí tienen, e invitando a conocerlas con la certeza de sorprender positivamente, por la calidad del Patrimonio que conservan, envuelto en los sones característicos que emiten esos adjetivados de “ibéricos”, pues aquí surgió la genial idea de hacer teclados “partidos” y de “octava corta”, es decir, con registros para cada mano que amplían la capacidad tímbrica y reflejar los modos medievales; y “trompetería de fachada” u horizontal que se proyecta fuera de la caja de forma espectacular, ampliando posibilidades con “arcas de cos” y pisas de “adornos”.

Las Asociaciones de Amigos del Órgano que han ido surgiendo para amparar y promocionar esta riqueza instrumental, animan musicalmente el verano de la Comunidad de Castilla y León, con ciclos de conciertos de libre entrada o mínimas aportaciones voluntarias, empleadas en mantenimiento o nuevas rehabilitaciones, como las que se hacen con profesionalidad y conocimiento en los talleres de organería de Tordesillas por Joaquín Lois, de Torquemada por Federico Acitores o de Medina de Rioseco por la familia Caramanzana.

La Asociación “Organaria” de Valladolid dispuso su 7º Ciclo de Conciertos por la Mancomunidad de Tierras de Medina del Campo. Escuchamos el Isidro Gill Rodríguez, 1781, de la Iglesia de S. Juan Bautista en Fuente el Sol, a manos de Francisco Javier López García con David Rastrojo a la trompeta; destacamos a dúo el Voluntary de Stanley y a solo la Sonata en do de Francisco. Pérez Gaya. Por el alto nivel del organista Juan de la Rubia, citamos su recital en el Amezua-Galdós, 1933, de la catedral, dentro del 5º Ciclo Ciudad de Valladolid y 7º Curso Nacional para Organistas Litúrgicos, que ofreció en primicia la transcripción del valenciano del IV movimiento de la Sinfonía n. 1 en do menor de Brahms y una impresionante Fuga sopra il Magnificat BWV733 de Bach, entre otras maravillas.

La también vallisoletana Asociación “Manuel Marín”, en su 34º Curso de Iniciación al Órgano barroco español, contó con David Largo de Dios en el Felipe Urarte, 1732, de Sta.María del Castillo de Olmedo, sobre el magnífico relicario de 45 bustos y Pater Deus en el ático; señalamos el brillo de Preludio y Fuga en Re menor de Pachelbel, forma de coral inicial y sujeto por semitonos, y 4 Versos de VI Tono sobre los Seculorum de Ximénez. Y en la Feria de Valladolid, en el Esteban de San Juan, 1784, de la Iglesia de S. Andrés, fantástico concierto de Roberto Fresco Lozano por bella e imaginativa registración y pulso interpretativo, probados en la Ciaccona de Storace, en Nova Cyclopeias harmónica de Muffat y recreada Battaglia de Kerll.

La Asociación “El Realejo” programó su IV Ciclo Villa de Tordesillas en el magnífico Phelipe Urarte, 1716, de la Parroquia de Sta. María; Saskia Roures Navarro hizo lucido, variado de registración y rítmico Canario de Fabritio Caroso, y serio el Tiento II de medio registro de tiple de IV Tono de Correa, aprovechando la brillante corneta solista; Mónica Melcova estuvo estupenda, explotando las amplias opciones tímbricas del Urarte en el Tiento de batalla de V Tono punto bajo de Cabanilles, y en la Improvisación servida, una de sus especialidades.

La Diputación de Valladolid invitó a Antonio Baciero al Ciclo “Mística musical española”-Música de tecla del S. XVI, por el IV Centenario de El Greco. Se presentó la restauración por Lois del Francisco Ortega, 1747, de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Rueda, espléndidos caja e instrumento, donde sonaron piezas del Libro de cifra nueva de Henestrosa, rematadas con el gran, solemne y clásico del XVII Tiento de VII Tono de dos tiples de Correa. En el A. Ruiz Martínez, 1792, de Iglesia de igual advocación en La Seca, sonaron obras de Pedro de Tafalla, Diego de Torrijos, Cristóbal de S. Jerónimo, Ortiz, Bermudo, etc., con la habilidad propia del intérprete.

29º Festival Internacional “Música en los Templos” en Sta. Mª de Mediavilla de Medina de Rioseco, que aportó un desacertado recital de Ligia Gutiérrez, soprano, y Marta Misztal, órgano. Sí honró al estupendo Francisco Ortega, 1732, y al retablo de Juni, Jordán y Becerra, el laureado José Enrique Ayarra, que ofreció una admirable lectura del coral de Bach, Quien deja gobernar al buen Dios, BWV 691, con mucho aire, respirando donde se debe, canónico en la glosa con la corneta y neto en la variación, respetando la melodía, y tornar al tempo inicial.

La Asociación “Tadeo Ortega” (organero cuyo primer trabajo en Palencia, 1776, fue el órgano de la Iglesia de S. Agustín en Capillas) organizó el Festival de Órgano Ibérico por toda la Tierra de Campos. En esa Iglesia, verdadero museo que aloja piezas de las 5 que el pueblo llegó a tener y donde artistas como Alejo de Vahía y escuelas de Juni, Valmaseda o Juan de Flandes, conviven armónicamente, Matteo Imbruno dio una lección de pulso, continuidad e imaginación sonora, en obras como La felicidad es muy voluble o el coral Jesús, tenemos tu ejemplo para alabarte, del Libro de los Cruzados de Lieja, c.

1617, de Scheidemann, o Variaciones sobre el Paje alemán de Pasquini, villancico del paje Ruperto que acompaña a Santa Claus entrando por las chimeneas para azotar a los niños malos y premiar a los buenos. Y en Torremormojón, cuya Iglesia de Sta. Mª del Castillo alberga un José Otorel, 1848, en período de restauración total, junto a pinturas de Juan de Villaldo, Maestro de Valmaseda, Diego Valentín Díaz, al amparo de una enigmática torre románica de 6 cuerpos, Damien Colcomb montó un bello programa jugado con espineta y positivo alternados o a dúo, con joyas como los diálogos ornamentados de Unter der linden grüne de Sweelinck o los números de Lully, Chacona a la espineta y Prólogo y Minueto con órgano y ambos, de su ópera Armide.

Y así, vuelvo a invitarles a disfrutar música y arte por estas tierras castellanoleonesas, que perdurarán en su memoria.

José Mª Morate Moyano

Conciertos de las Asociaciones Organaria, Tadeo Ortega, Música en los Templos, El Realejo, Manuel Marín y Diputación de Valladolid. Obras de distintos autores.
Distintas iglesias, Valladolid y Palencia.

Foto: El órgano de Frechilla.

Esquina inferior izquierda Esquina inferior iderecha
Portal web DotNetNuke por DOTWARE tecnología a punto   GEN. 0,0780199 s